Según el Financial Times, “el momento decisivo en las cuatro décadas de carrera del hombre que muchos creen será el próximo presidente de la Argentina tuvo lugar a comienzos de 2018, cuando tuvo un encuentro privado con el papa Francisco”.

El medio cita a un “asesor cercano” de Alberto Fernández: “Francisco alentó la reconciliación de Alberto con Cristina”.

Este encuentro entre Alberto Fernández y el Papa, dice el diario, “fue un paso clave en la unificación” de la oposición peronista, “luego de su humillante derrota en las elecciones de medio término de fines de 2017, y puede haber ayudado a pavimentar su camino de regreso al poder”.

El diario británico califica de “moderado” a Alberto Fernández, y de “popular pero más radical” a su “tocaya, que inesperadamente compitió como su vicepresidente”.

El triunfo de esta fórmula sobre la del “presidente promercado Mauricio Macri” generó la caída de los activos argentinos “por el temor de que el país se encuentre en el umbral de un dañino retorno al populismo económico”.

También destacan que la calificadora de riesgo Fitch bajó la nota de la Argentina por el temor de que no pueda pagar su deuda.

“Quienes conocen al señor Fernández insisten en que los temores de un regreso de la Argentina al aislamiento económico son exagerados”, sigue diciendo el artículo.

Y citan a Julio Bárbaro, aclarando que votó por Macri en 2015, y que asegura que el candidato tiene buenas relaciones con los empresarios y con los medios: “Alberto traerá calma a los mercados inmediatamente. El ’kirchnerismo se terminó. Alberto no es Cristina”.

El inesperado triunfo de Alberto Fernández se explica por la situación económica -la inflación supera el 50 por ciento- pero, agrega el diario, podría no haber sucedido sin la unificación del peronismo. “Mientras Cristina Fernández tiene el apoyo de alrededor de un tercio de la población, Alberto Fernández logró obtener casi la mitad de los votos, lo que sugiere que su imagen centrista ayudó a ganar a los votantes de clase media enojados con el fracaso del gobierno en arreglar la economía”.

La campaña fue liviana en propuestas, dice el diario británico, “pero el señor Fernández se esforzó en enfatizar su compromiso de pagar la deuda de Argentina”. No propuso dejar el Fondo, sino renegociar el programa.

El diario financiero hace un breve resumen de la trayectoria de Alberto Fernández, lo califica de ”pragmático‘, por su paso por el gobierno de Menem y luego de los Kirchner, y subraya que se distanció de las políticas más duras y autoritarias de Cristina Fernández de Kirchner”.

También lo describen como favorable a las libertades individuales, “como el aborto y los derechos de las minorías, influenciado por el hecho de que su hijo Estanislao es un drag queen”.

Consultado por el FT, Jorge Argüello, ex embajador en los Estados Unidos y ante Naciones Unidas, describió a Fernández como un hombre “apasionado” al que le gustan las mujeres y el fútbol.

El diario recuerda que a Alberto Fernández a veces lo traiciona su lado irritable, sobre todo ante las preguntas insistentes de los periodistas. Y concluye: “La mayor incógnita sobre Alberto Fernández es si, una vez en el poder, sucumbirá a los caprichos de su poderosa y ambiciosa vicepresidente”. Y citan la respuesta del ex vicepresidente Julio Cobos: “Los que dicen eso no conocen a Alberto. Es un hombre con una gran personalidad y capacidad para liderar. Es una persona racional, simple, con sentido común. No creo que vaya a hacer ninguna locura”.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...