Apareció una ovejita con la cara devorada y reavivó la leyenda del “Chupacabras”

Apareció en Guachipas una blanca ovejita con la cara totalmente destrozada, al parecer devorada por algún animal o alimaña. Lo llamativo es que solo presentaba profundas heridas en la cabeza y en la zona vaginal, mientras el resto del cuerpo permanecía intacto, por lo que muchos descartaron que se trate de un puma, que le habría devorado hasta los huesos. Apariciones de este tipo rápidamente reviven las creencias en el legendario “Chupacabras”. Se trata de una “bestia” cuya existencia esta ampliamente difundida por el mundo y a la que se le atribuye la misteriosa muerte del ganado.

El animal en cuestión pertenece a un productor de la zona y sus restos estarían siendo analizados por técnicos del INTA. Sobre el caso se guarda un profundo silencio para “no alarmar” a la población, especialmente a los productores locales, según manifestaron fuentes de esa localidad. Sin embargo, la noticia corrió de boca en boca.

Se especula que la carne carcomida podría deberse al accionar de ratas o topos. Sin embargo, los baqueanos dicen no conocer antecedentes sobre ese tipo de situaciones en la escarpada geografía del lugar. Entre las hipótesis también se baraja la posibilidad de que se trate de la muerte súbita del ovino y que su cuerpo haya sido banquete de roedores del tipo tucu tucos, tunducos, más conocidos como “ocultos”, que pertenecen al género científico Ctenomys y viven en cuevas subterráneas. “Hasta se evalúa colocar trampas para capturar a este tipo de roedores, y así fundamentar la hipótesis”, contaron fuentes guachipeñas.


Sin embargo, el caso permanece bajo minuciosos análisis y por el momento no hay conclusiones fehacientes. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...