A 71 años del terremoto que dio origen a los cultos, la feligresía metanense renovará hoy su pacto de fidelidad con el Señor y la Virgen del Milagro para agradecer la protección que brindan a la localidad del sur provincial.

Cabe destacar que el patrono de Metán es San José, pero existe una gran devoción en la feligresía hacia sus denominados patronos tutelares.

"Tenemos nuestro Milagro de Metán, el "milagrito" de Río Piedras y el "Milagrón", de Salta capital", solía decir el querido y recordado Monseñor, José Vicente Tejerina Monserrat, ya fallecido y cuyos restos descansan en la parroquia Del Milagro, ubicada en el centro de la ciudad, frente a la plaza San Martín.

El Milagro metanense comenzó el 25 de agosto de 1948, cuando un fuerte terremoto asustó a los vecinos que se encontraban entregados al reposo en esa madrugada, que luego se llenaron de fe. Fue esa, de acuerdo a los relatos, la causa determinante del origen de los cultos en Metán, debido a que minutos después vecinos acudieron a la parroquia San José, única existente en esa época, y solicitaron la apertura del templo para orar. Luego se organizó un novenario y una procesión.

"El Milagro que rejuvenece"

Bajo el lema "El Milagro que rejuvenece", la novena, rezada por distintos sacerdotes, se desarrolló con una muy buena participación de los fieles.

El padre, Carlos Castillo, párroco de la iglesia Señor del Milagro de Metán, informó que las actividades comenzarán hoy a las 7 con una misa, luego habrá otra celebración a las 11, con adoradores eucarísticos perpetuos, la procesión con las imágenes por las calles de la ciudad se llevará a cabo a las 18 y posteriormente habrá una misa concelebrada, que será presidida por el arzobispo de Salta, Mario Antonio Cargnello.

Testimonios de fe

Doña Joba Faustina Chacana, de 84 años, recordó que vivía con su familia en la entonces denominada Villa Obrera de Metán (barrio San Martín), cuando ocurrió el terremoto de 1948.

"Yo era adolescente cuando sucedió el temblor. Luego los vecinos sacaron las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro y salieron en procesión. Recuerdo que yo fui con mi mamá, en esa época no había calles de pavimento, eran de ripio y tierra", dijo a El Tribuno, doña Joba, quien llegó caminando y sostenida con su bastón para participar de la novena en honor al Señor y la Virgen del Milagro de Metán.

"Soy madre de cuatro hijos y llevo muchos años de fe. Voy a seguir dando gracias hasta el día que Dios me lleve. Siempre a este mes de agosto lo vivo con profunda devoción, con todo mi corazón y alegría, porque yo durante muchos años he participado de la Guardia Obrera de esta parroquia", destacó Chacana.

Por su parte, doña Josefina Burgos de Jaime, de 87 años, dijo que: "Me acuerdo que el terremoto fue muy fuerte y se sintió en toda la zona. Yo estaba en mi casa, en El Quebrachal (departamento de Anta) cuando sucedió y parecía que se iba a caer. Fue algo terrible".

La mujer tuvo 13 hijos y actualmente vive en el barrio Fátima de Metán, donde reside desde hace 40 años.

"Soy de la Legión de María de la parroquia de Fátima y siempre vengo a la novena y a la procesión del Milagro, a dar gracias", remarcó la mujer, quien llegó al templo del milagro, acompañada por su hija, Rosa Jaime y sus nietos, Laureano y Marcos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...