Créditos UVA: el Gobierno busca que las cuotas dejen de actualizarse por inflación


La Secretaría de Vivienda de la Nación confirmó ayer que los bancos ya firmaron el convenio de congelamiento de las cuotas de los créditos hipotecarios UVA, por el cual se mantendrá el mismo valor pagado en agosto durante los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre, donde se prevé que la inflación impacte fuertemente.

‘Queremos que llevar tranquilidad a las familias, ya firmamos el convenio con todas las entidades bancarias para que se ajusten a la medida‘, destacó el secretario de Vivienda Iván Kerr.

Pero la duda —y la gran preocupación de los deudores— es que pasará luego de ese período. Es por eso que el Gobierno está trabajando sobre un proyecto de ley para que la actualización de las cuotas de los créditos se haga en base al índice de variación de salarios (CVS) u otro similar en lugar de tomar la variación de la inflación que mide el Indec. Así lo anticiparon fuentes de la secretaría 

‘Es uno de los temas que se está trabajando‘, señalaron. La idea es que este cambio en la modalidad de actualización para las cuotas de estos créditos sea ‘definitivo‘ y que el proyecto sea presentado en el Congreso. Con todo, la actual situación política —con el triunfo de la oposición en las PASO por amplio margen— hace que sea difícil proyectar que chances reales tiene de llegar a ser tratado en alguna de las cámaras.

Sin embargo, la idea es que esto no implique un cambio en los contratos actuales que ya tienen los deudores, sino que se podría crear un fondo para compensar a los bancos. De esta forma, no se afectaría el flujo de los contratos que ya están vigentes.

Una opción cada vez menos ‘alcanzable‘

Los créditos hipotecarios en UVA surgieron en 2016 como una opción ‘alcanzable‘ para llegar a la vivienda propia, con plazo de hasta 30 años y cuotas similares a un alquiler. Sin embargo, por la escalada de la inflación durante 2018 y 2019 y la fuerte devaluación del peso, los deudores se vieron afectados por un mayor impacto de la cuota en su salario.


Estos préstamos fueron diseñados en pesos a tasa fija, ajustable por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que refleja el Índice de Precios al Consumidor y que está expresado en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA). En marzo de 2016, comenzó con un valor de $14,05, que equivalía al costo promedio de construcción de un metro cuadrado dividido por 1.000. El valor actual de la UVA es de $40,11. Los niveles de inflación desde entonces se reflejaron no solo en las cuotas, sino también en el monto del capital adeudado.

En los últimos meses, el Gobierno ofreció varias alternativas de alivio para los deudores de este tipo de créditos. En primer lugar, en julio de este año determinó que habría una compensación para los que hayan tenido aumentos en sus cuotas por encima del 10% si en lugar de actualizarse por inflación se hubiese incrementado por el índice de salarios (CVS) entre octubre de 2018 y diciembre de 2019.

Pero en las últimas semanas, dentro del paquete de medidas anunciadas por el Gobierno, se incluyó el congelamiento de las cuotas hasta diciembre de este año.

Fuente: Infobae
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...