Giran al fuero federal el caso de una pareja secuestrada

Claudia Puertas, jueza de Garantías N§ 8, se declaró incompetente en la causa por el secuestro extorsivo de una pareja ocurrido el 31 de agosto pasado en esta ciudad y remitió las actuaciones a la Justicia Federal de Salta. La magistrada adoptó esta medida por entender que los seis detenidos incurrieron en uno de los delitos que, según el Código Penal de la Nación, es de competencia federal y que a la sazón constituye un peligro y una ofensa a la seguridad del Estado.

En la resolución que el Poder Judicial difundió ayer a través de su página web, se informó que Puertas ordenó la prisión preventiva de Dara Nicole Zalas (20), Rodrigo Sebastián Medina (38), Silvana Beatriz Tejada (44), Hugo Eudoro Cajal (52), Bruno Ariel Villafuerte (39) y Fabián Néstor Andrada (36). Todos fueron detenidos pocas horas después de cometido el hecho, luego de un impresionante despliegue policial. Los cuatro hombres y las dos mujeres están acusados provisoriamente de los delitos de "secuestro extorsivo, robo calificado por el uso de arma, en poblado y en banda, y portación de armas de guerra".

La jueza confirmó, además, que los imputados habían solicitado 2.000.000 de pesos a cambio de la libertad de un joven de 24 años, quien fue secuestrado junto a su novia, de 25, en barrio Don Emilio, en la zona sur de la capital de Salta. Según la magistrada, una vez que se confirme la competencia requerida, los acusados deberán ser trasladados a un establecimiento penitenciario federal. Hasta ahora permanecen alojados en la Alcaidía de Tribunales en la Ciudad Judicial.

El rapto de la pareja se produjo en los primeros minutos del sábado 31 de agosto, horas antes de otro grave suceso que conmovió a los salteños en ese fin de semana. Se trató del brutal asesinato de la maestra Sandra Palomo (53), cuyo cadáver apareció al día siguiente en las márgenes del río Arenales, paradójicamente, a la altura de barrio Don Emilio.

Alrededor de la 0.30 un llamado al sistema de emergencias 911 alertó que un hombre y una mujer fueron capturados por un grupo de personas en la playa de estacionamiento de ese complejo habitacional. Inmediatamente la Policía movilizó toda su estructura y con los datos aportados por testigos se pudo establecer que los delincuentes se movilizaban en al menos tres vehículos.

Horas más tarde, investigadores de los sectores 5A y 5B detectaron a uno de los vehículos en la esquina de avenida San Martin y la calle Coronel Cornejo. Con la intervención de efectivos del Grupo de Operaciones de Alto Riesgo lograron interceptar al automotor ocupado por los cuatro hombres detenidos. Junto a ellos estaba una joven de nombre Julieta, quien era una de las víctimas del secuestro. En poder de Medina, Andrada, Villafuerte y Cajal encontraron dos armas de fuego.

La chica confirmó que junto a su novio Gonzalo fueron secuestrados desde la playa de estacionamiento y que al joven lo habían introducido por la fuerza en otro vehículo y que desconocía su paradero. Pasada las 5 de la madrugada la madre del joven recibió un llamado anónimo a través del cual le informaron que su hijo había sido liberado cerca del aeropuerto Salta. Cuando la policía se trasladó al lugar encontró a Gonzalo al costado de la ruta nacional 51, quien manifestó que no presentaba lesiones, lo que fue confirmado luego por el médico legal. A partir de los testimonios de los jóvenes y sus familiares la Fiscalía Penal N§ 5 y el Juzgado de Garantías 8 ordenaron el allanamiento de una vivienda en barrio San Silvestre donde detuvieron a Dara Nicole Zalas y Silvana Beatriz Tejada. En en marco de la causa, la Policía secuestró dos vehículos: un VW Crossfox y un Citro‰n C3, además de dos pistolas 9 mm; tres celulares de alta gama, prendas de vestir, linternas, picanas y otros objetos que los acusados habrían utilizado para cometer el delito que se les imputa. Se sospecha que hay otros implicados.

Les exigieron $2.000.000

El secuestro de la pareja fue confirmado a la madre de Gonzalo y ratificado luego por un hermano del joven. La mujer atribuyó el hecho a un tal “Chucky” Medina, con domicilio en barrio Asunción. En tanto su otro hijo, de nombre Roberto, declaró que Gonzalo tenía problemas con Medina, sin haber dado mayores detalles y que lo raptaron en el estacionamiento de uno de los block de barrio Don Emilio, donde tiene su domicilio.
Fue Roberto el que dio a la Policía las características de los vehículos en los que se movilizaban los secuestradores. También manifestó que recibió un llamado del nombrado “Chuky” y que éste le pidió $2.000.000 para liberar a Gonzalo. Dijo que ante el riesgo que corría su hermano pactó un encuentro con los delincuentes en el puente de la avenida San Martín, pasando el Mercado Artesanal. “Andá caminando y solo”, le ordenaron los secuestradores.
Con esta información la Policía montó guardia en el lugar y detuvo a los cuatro hombres, quienes tenían cautiva en el vehículo a la novia de Gonzalo.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...