Video. Para emocionarse de nuevo: reviví la procesión del Milagro

Como ocurre cada 15 de septiembre desde 1692, las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro recorrieron en procesión las calles de la ciudad de Salta acompañadas por cientos de miles de fieles en una de las expresiones populares más importantes de la Argentina e Iberoamérica.

Fieles llegaron desde distintos puntos del interior; San Antonio de los Cobres, Cachi, Cafayate, Iruya y otras localidades de Salta, de otras provincias y de países limítrofes para participar en la tradicional muestra de fe. La salida de los Santos Patronos a la Catedral estuvo acompañada por el conmovedor repique de las campanadas y la entonación de sus Himnos.

La Virgen del Milagro con su tradicional corona de 8000 claveles blancos y el Señor del Milagro con su corona roja de 10000 claveles y por primera vez al pie de su imagen con las reliquias de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago, traídas desde Roma.

Renovación del Pacto de Fidelidad

Al pie de Monumento el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello pronunció la renovación del Pacto de Fidelidad con las palabras: «Señor, nosotros somos tuyos y tú eres nuestro», oración que da esencia y representa el fundamento de fe en las imágenes del Milagro. Previamente y durante su discurso Cargnello pidió a los ciudadanos trabajar por la inclusión, la equidad y la solidaridad para con el más necesitado.

“Recuperemos el sentido ético en nuestra economía, cuidemos la inclusión y la equidad, seamos honestos, honrados y solidarios. Nuestra patria necesita del aporte de los ciudadanos solidarios. La solidaridad será eficaz en la medida que trabajemos por el más necesitado”, expresó el Arzobispo al tiempo que habló sobre la unidad necesaria entre las personas. “Contribuir a mejorar el mundo nos exige a crear familias en nuestros hogares; el cristiano debe ser un artesano de la unidad, una unidad que no degrada a nadie, sino que potencia lo mejor de cada uno, que enaltece a las personas. No nos cansemos de sembrar respeto en nuestro alrededor”.

Se refirió también a la importancia de vivir con esperanza siguiendo la ley de Dios. “Debemos confiar y mirar el futuro con esperanza, apoyándonos en la ley de Dios, que nos impulsa a tratar a los demás como nosotros queremos ser tratados, fortalecernos en la reconciliación y alimentarnos en la Eucaristía. Renovar nuestro compromiso de ser testigos del Señor, abramos la puerta a Cristo, marchando con Él siempre hacia adelante”.

“Señor, gracias por mostrarnos al padre, permítenos recibir de ti a tu madre, nuestra querida madre del Milagro, para garantizar nuestro pacto de fidelidad. Ya explota la primavera es la pascua salteña, es el Milagro.m Gracias Señor”, concluyó Cargnello.

Después de cantar el Himno Nacional, comenzó el recorrido de los Santos Patronos de regreso a la Catedral, donde miles de personas, agitando sus pañuelos, manos y sombreros, los saludaron conmovidos entre lágrimas. Ingresaron en primer lugar  la Cruz Primitiva y el ícono de Nuestra Señora de Lágrimas. Los acompañaron el sonido de fuertes campanadas y pétalos de rosas rojos y blancos que inundaron la Plaza 9 de Julio, despidiéndolos hasta el año 2020.

Previamente monseñor Cargnello destacó que serán llevadas a Roma “una réplica de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro para que acompañen las reliquias de los Santos Apóstoles en la Basílica de San Pedro”. Agradeció finalmente a todas las autoridades, instituciones y miembros de la comunidad que hicieron una vez más que el Milagro sea posible. “Apostemos al amor como principio de la vida social” manifestó para luego dar la bendición final.

En la procesión también participaron el vicegobernador Miguel Ángel Isa, el intendente capitalino, Gustavo Sáenz; ministros y funcionarios del Poder Ejecutivo provincial, autoridades municipales, de las Fuerzas Armadas y de Seguridad, Eclesiásticas, Fortines de Gauchos, personal de distintas instituciones públicas y privadas, peregrinos y comunidad.  

El Milagro

El Milagro es la más antigua y, a la vez, la más actual manifestación de fe de Salta, la que se continúa sin interrupción desde el año 1692 hasta el presente.

Se trata de la más antigua y tradicional manifestación de fe del país​y la segunda manifestación religiosa de importancia en la Argentina luego de la Peregrinación a Nuestra Señora de Lujan, Patrona de la República.

Las campanas de la catedral con sus repiques emblemáticos conmueven a los salteños y a todos los peregrinos. Sus bronces datan de la época de la fundación de la ciudad​debido a que las primeras campanas de Salta fueron traídas por el obispo Francisco de Victoria, quien acompañó a Hernando de Lerma en la fundación de Salta.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...