Llevan una enemistad de años, que tiene su raíz en que ambas fueron pareja del mismo hombre, Martín Redrado. Sin embargo, en estos tiempos la batalla dialéctica entre Amalia Granata y Luciana Salazar se da en el campo político, con una convertida en diputada electa en Santa Fe, su provincia natal, y la otra como una suerte de “operadora política” de las redes sociales.

“Luciana, estamos analizando un tuit tuyo, y uno si va a la cuenta de Luciana de cuatro tuits tres fueron en contra de Amalia Granata. ¿Estás muy enojada con Amalia, que la tenemos acá?”, planteó el tema Diego Brancatelli en Intratables, el ciclo que conduce Fabián Doman a través de la pantalla de América.

“Mirá, yo lo que te voy a decir es una sola cosa, para mí hoy es más productivo ubicar a machirulos o misóginos, que por lo menos los que están bardeando de esa forma representan a este Gobierno, me parece mucho más productivo meterme con esa gente que contestarle a una mujer y generar una pelea mediática, que en definitiva es lo que quieren algunos, para tapar tal vez otras cosas más importantes que yo estoy diciendo”, expresó la modelo, tratando de desentenderse de cualquier polémica.

“Buen punto. Ahora, está Amalia acá, ¿ustedes se hablan, no se hablan, fueron amigas en algún momento? Es una discusión política, ojo, no es una discusión ni del Bailando ni de vedetongas”, intervino el conductor.

“Pero ellos lo levantan como una pelea mediática de mujeres, y eso es lo que no está bueno. El lunes a mí me quisieron meter en una polémica con ella en el programa y yo fui la primera que la defendí”, aclaró la participante del Bailando 2019. 

“No, es que no entiendo el tema de la pelea que está planteando porque nadie planteó ninguna pelea, simplemente a mí me preguntaron qué pensaba de los tuits y dije que para mí es una operadora, y no es una mala palabra ser una operadora, lo que pasa es que en este país está mal utilizada. No está mal, y no está mal tener un fin en común para operar”, afirmó Granata.

“Amalia, eso te lo puedo entender perfectamente, ahora, lo que dijiste en otros medios no. Porque vos dijiste que yo tartamudeaba cuando hablaba de política, y eso no me parece que sea no entrar en polémica. Para mí sí, para mí sí es entrar en polémica, porque a vos hoy en el programa te pasó exactamente lo mismo”, le dijo Luciana.

“Dije que me parecían más consistentes los tuit que un vivo, que en un vivo hacías agua y con los tuits escribías diferente a cuando se te preguntaba en vivo”, se defendió la periodista y dirigente política.

“Sí, es lo mismo que te pasó hoy a vos en el programa2, le respondió Luli. “No, no sé de qué hablás. Te estoy diciendo lo que dije, que es que me parecían sólidos los tuits, de una forma de escribir que no es la tuya de hablar, y si cuando hablabas en vivo hacías bastante agua”, contraatacó Amalia.

“No, y que tartamudeaba”, insistió Luciana en ese punto. “Bueno, cuando hacés agua tartamudeas, te ponés como nerviosa porque no estás empapada en el tema. Tartamudear es hacer agua en algo, es no saber cómo salir de esa situación. Y eso es una falta de respeto, un insulto, un tema de mujeres?, no entiendo”, minimizó el tema la diputada por Santa Fe.

“Pero yo no lo considero una chicana decir que en el vivo hacés agua y en el Twitter escribís bien”, se mantuvo en su postura Granata. “Me parece perfecto que tengamos ideas diferentes, ahora, yo no chicaneo a nadie y menos a una mujer”, concluyó Luciana.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...