Fumigar, la medida  cuando ya todo fracasó

"La fumigación es una medida que se aplica cuando todo lo demás fracasó", expresó el jefe del Programa de Vigilancia. Para evitar llegar a esta situación, la población debe cumplir con algunos pasos de higiene para evitar la proliferación del mosquito transmisor del dengue y otras enfermedades como chikungunya, fiebre amarilla y zika.

Lograr esto, requiere que la población se deshaga de cualquier objeto en desuso que pueda acumular agua, como bidones, neumáticos viejos, latas, botellas y floreros. Los depósitos de agua de uso doméstico deben ser tapados herméticamente y se debe proteger con redes los respiraderos de los pozos negros o letrinas.

Otras de las acciones de prevención, es la que se denomina bloqueo domiciliario. En este caso, cuando una persona presenta la enfermedad y está en su domicilio dentro del margen de los cinco primeros días de iniciado el tratamiento, tienen virus circulante en sangre. Para evitar la proliferación de la enfermedad a través de la picadura de los mosquitos no portadores, el paciente debe estar en un espacio controlado, se fumiga con una máquina de uso manual la casa del enfermo y las viviendas vecinas, a los fines de reducir la presencia del vector.

La fumigación masiva debe realizarse bajo ciertas normas de control y seguridad. Para que sea efectiva debe realizarse en las horas de pique, las sustancias usadas deben ser debidamente controladas ya que se trata de insecticidas, y se debe informar a la población que deberá estar al menos durante 3 horas fuera de la zona fumigada.

También se debe tener especial cuidado con los niños y embarazadas que entrarán en contacto con los fluidos de la fumigación.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...