Por sobre todo, simpatía, que sumada a una soltura y espontaneidad sorprendentes, conformaron la fórmula perfecta para que Jimena Victoria Dip resultara electa Reina de los Estudiantes de la Provincia 2019. A través de ella, la corona vuelve al departamento de Anta después de 15 años.

La elección se hizo en la noche del viernes en Rosario de la Frontera, ciudad de la reina provincial del año 2018, Renata Miotti, quien entregó los atributos a la joven que representará a Salta en la elección nacional del próximo viernes en San Salvador de Jujuy.

Abigail Roca, del departamento San Martín, y Marianela Raya, del departamento anfitrión, fueron elegidas como princesa primera y segunda, respectivamente. Las damas de honor fueron Antonella Rebechi, de Cafayate; Ariadna Sánchez Peralta, de Güemes; Rocío Gutiérrez, de Cerrillos; y Sofía Miranda, de Metán.

En el escenario se montaron pantallas que permitieron no solamente conocer a cada una de las 18 candidatas departamentales, sino disfrutar de un show de baile y acrobacia en altura con grúa mecánica, todo bajo la musicalización del DJ rosarino Javier Díaz.

Victoria tiene 17 años (el 24 de octubre cumplirá los 18), largo cabello rubio, enormes ojos verdes, y ya tiene decidido su futuro, porque está en el último año del secundario: “Voy a estudiar Trabajo Social, porque me interesa ayudar a las personas que necesitan apoyo frente a diferentes situaciones”, argumenta en una charla exclusiva con El Tribuno, mientras disfruta, divertida, de la caravana que se fue armando en la tarde de ayer cuando volvía a su casa, en Apolinario Saravia, y que la acompañó para celebrar su reinado. Es que los anteños ya están diseñando cómo se prepararán como sede para la elección de 2020.
Además del apoyo de tus compañeros, ¿tuviste antes la idea de presentarte como candidata estudiantil?
Es mi último año del secundario, en el colegio 5030 de Apolinario Saravia, y fue un deseo presentarme en la fiesta de los estudiantes. Con el apoyo de mi familia, de mucha gente del pueblo fui transitando las etapas de esta experiencia y, la verdad, nunca me imaginé llegar a ser coronada como reina provincial.

¿Naciste en esa localidad? ¿Cómo está formada tu familia?
Nací en General Villegas, provincia de Buenos Aires, y cuando tenía 3 años fuimos a vivir a Apolinario Saravia. Por lo tanto me considero salteña y parte de este pueblo. Mi papá es productor agropecuario, se dedica al campo, y mi mamá es ama de casa. Soy la menor de cinco hermanos, entre ellos un solo varón, y ya tengo dos sobrinas.

¿Cómo fue el regreso a tu casa?
En este día (por ayer) estoy disfrutando del recibimiento de la gente. No puedo creer que en cada pueblo que atravesamos para llegar a Saravia, la gente salga a la calle, me salude con sincera alegría, haya bocinazos y hasta muchos me acompañaron en caravana desde Joaquín V. González. Es asombrosa la reacción! El viaje más increíble de mi vida... Por lo tanto, en cada lugar paramos, charlamos y nos sacamos fotos para compartir unos minutos con todos los que se acercaron.
¿Ya pensaste en lo que será la próxima etapa, en Jujuy?
Es muy prematuro aún, pero ya veremos cómo se presentan las cosas. Esto es muy mágico para mí, algo que quedará para siempre dentro de mí. La gente es muy afectuosa, recibí mucho cariño y eso me emociona, ese amor que me brindan...
Estás a poco menos de tres meses de terminar la escuela. ¿Ya decidiste qué hacer después?
Voy a estudiar Trabajo Social en la Universidad Católica de Salta. Si Dios quiere estaré en la capital el año próximo. Esa carrera la elegí porque me gusta interactuar con las personas y centrarme en quienes necesitan una solución en diferentes problemáticas que puedan tener. Quiero ayudar a quienes no tienen oportunidades y posibilidades y les resulta muy difícil salir adelante. Voy a estar con dos de mis hermanas, Florencia y Eliana, que ya están recibidas y trabajando en la capital.
Sin dudas que estuviste muy ocupada estos últimos días. ¿Cómo hiciste para comunicarte con todos y responder cientos de mensajes y llamadas?
La verdad que prácticamente no me ocupé de eso; me concentré en disfrutar de esos momentos, de todo lo que significa prepararse para la noche de la elección, y compartir con las otras chicas y recibir tanto cariño. 

¿Cómo manejaste el nerviosismo o la ansiedad del desfile en el escenario?
Hay nervios en todo momento, pero son tantas las cosas que vas viviendo que, a medida que van pasando diferentes instancias y absorbes experiencia, la ansiedad baja. 
Conociste muchas personas estos días, pero además muchas historias...
Desde la elección local hasta la provincial he conocido personas maravillosas y lo mejor fueron mis compañeras de los lugares más diversos de Salta. Eso lo disfruté muchísimo. En definitiva, lo que más importa es el amor de la gente, porque los resultados son efímeros.
¿Cómo vivieron esto tus padres?
Ellos me acompañaron en todo. Por supuesto que estuvieron en Rosario, y sus caras expresan la felicidad que tienen, y no solo ellos sino toda mi familia.
Quiero agradecer a través de El Tribuno a la gente rosarina por el recibimiento, la atención, el cuidado como anfitriones. Y de igual modo a todo mi pueblo que se trasladó con cinco colectivos. Fueron incondicionales conmigo.
¿Cómo fue la selección de tu ropa?
El vestido que usé para la fiesta provincial es el mismo que me puse desde la elección local, pasando por la departamental y finalmente la del viernes. Me encanta y sobre todo el color rosa, pero entiendo que este tipo de vestido no es el que se usa en la elección nacional de Jujuy. Todo eso tendremos que verlo esta semana, en la previa al viernes 27.
¿Tenés alguna cábala?
Si... el perfume. Uso una fragancia que me gusta muchísimo. Siempre elijo el mismo y es como un sello mío. En cada ocasión me lo tengo que poner, sí o sí (risas). 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Espectáculos

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...