Vecinos de Rosario de Lerma  pagarán 70% menos por un servicio de agua deficiente

El directorio del Ente Regulador de Servicios Públicos ordenó a Aguas del Norte (Cosaysa) efectuar una reducción del 70% en la facturación del servicio sanitario correspondiente a noviembre y diciembre de 2019 para los usuarios del Rosario de Lerma, y que se mantenga la merma hasta tanto se acredite la normalización del servicio.

Ya lo había anticipado el presidente del Ente Regulador, Carlos Saravia, durante su asunción en diciembre: "El usuario es la persona que está con la protección del Estado, merece un buen servicio, merece la continuidad de la prestación de ese servicio y solamente por vía de excepción y con justificación se puede interrumpir un servicio, porque por eso paga y, en tiempos de crisis, el pago de esta tarifa duele más todavía". Con esta medida que contempla la difícil situación de los usuarios, Saravia muestra coherencia con su discurso inicial.

De acuerdo a los informes elevados por la gerencia interviniente, se corroboró que el municipio padeció deficiencias en la prestación del servicio de agua durante el período noviembre-diciembre de 2019.

Según la normativa vigente, el Ente Regulador puede disponer las medidas necesarias para que los servicios de la empresa se presten con los niveles de calidad, protección del medio ambiente y de los recursos naturales, conforme a los caracteres de regularidad, uniformidad, generalidad y obligatoriedad.

El organismo de control de los servicios públicos dejó sentado que ante la inexistencia de la prestación puede ordenarse la eximición del pago de la tarifa, resguardando la proporcionalidad entre la efectiva prestación y la facturación del servicio. Explicaron que la disminución dispuesta se verá reflejada en las próximas facturas que reciban los usuarios del municipio.

Si bien a través de estudios bromatológicos descartaron que el agua cause infecciones por la bacteria salmonella, lo cierto es que el agua marrón que sale de las canillas es imposible de beber y los vecinos de Rosario de Lerma denunciaron los cortes recurrentes durante tres meses.

Estas pésimas condiciones de servicio motivaron que el pasado jueves 9, el Concejo Deliberante declarara la emergencia hídrica y sanitaria. Desde Aguas del Norte prometieron el reparto constante del líquido vital en camiones cisterna y la planificación de nuevas perforaciones de pozos para la provisión de agua.

El concejal del Frente de Todos Leonardo Rosas dijo que la problemática es histórica: "Desde octubre empeoró el tema. Hubo cortes intermitentes y agua muy turbia", y agregó: "Hoy Rosario necesita al menos dos pozos más de agua para el suministro de los barrios San Martín, San Bernardo, San Jorge y Buen Retiro.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...