El domingo, cerca de las 23, frente a cientos de turistas que caminaban por Avenida Bunge en Pinamar, un turista y un empleado de un bar protagonizaron una discusión que terminó en una violenta agresión, la cual no pasó a mayores debido a la intervención de los testigos, quienes evitaron que el cliente lo golpeara en el suelo.

Ocurrió en un local de Havanna, en la avenida principal de la ciudad, en donde las cámaras de seguridad del local registraron un breve diálogo, luego la discusión y más tarde la embestida del hombre, que llevaba puesta una remera negra, hacia el empleado del lugar.

Según pudo reconstruir, el altercado lo originó el turista, L.G., de 43 años, quien se sentó en una mesa junto a algunos amigos y llamó al mozo para hacerle un pedido. El joven acababa de juntar las tazas y platos de otra mesa y se acercó para preguntarles cuántas personas iban a ser. “Una noche de mucho trabajo, el local estaba lleno, mucho recambio en las mesas, y esta persona tomó del brazo al muchacho y le pidió que lo atendiera”, relataron desde el lugar a este medio.

“Cuando le preguntó cuántos iban a ser, este hombre le respondió: Muchos. Al pedirle un número específico, volvió a responderle: Empezá a atender con los que estamos acá” agregaron. Luego, aún con la bandeja en mano repleta de vajilla, sugirió dejarles la carta y regresar en unos minutos para limpiar las mesas y tomar el pedido.

“Enfiló para el local para dejar la bandeja y volver hacia el lugar y atenderlo. Pero esta persona se paró, lo increpó y comenzó a insultarlo, a decirle con mucha violencia que retorne y les tome el pedido”, relató uno de los encargados del local. 

La discusión verbal se convirtió en un forcejeo que provocó la caída de la bandeja y la rotura de toda la vajilla que llevaba sobre ella.

Luego, como se advierte en las imágenes, lo agarró del cuello con su brazo izquierdo y lo arrojó al piso. “Le exigió que le hablara bien y que regresara: Me vas a atender cuando yo te digo, fue la frase que le dijo antes de querer golpearlo”, contó uno de los empleados del local a Infobae.

Rápidamente se acercaron dos efectivos policiales, quienes separaron al agresor y tomaron sus datos personales. Al día siguiente, la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 5 de Pinamar, a cargo del doctor Eduardo Elizarraga, lo notificó por “lesiones”. El turista no fue detenido pero deberá presentarse a declarar en los próximos días.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...