La Red de Profesionales de la Salud por el Derecho a Decidir, Regional Salta, manifestó su repudio y preocupación ante la situación vivida por una joven salteña el día 23 de enero de 2020, en el hospital Juan Domingo Perón, de Tartagal.

En una nota enviada a los medios de prensa, la organización señaló que "conforme a la nota del diario El Tribuno "Se negaron a atenderla y sangró en la vereda del hospital Perón', la joven fue sometida a todo tipo de maltratos y dilaciones en su atención, debido a los prejuicios del profesional asistente, avasallando sobre los derechos de las mujeres y los pacientes".

En la nota, la red de profesionales advierte que la ley 26.485 de protección integral contra la violencia hacia las mujeres en el país presenta vigencia desde el 2009 contemplando derechos, que en el hospital de Tartagal "fueron vulnerados, cometiendo actos de violencia física y psicológica ejerciendo violencia institucional y violencia obstétrica".

Señalan también que la ley 26.529 plantea los derechos que perciben los pacientes, entre los que se cuenta la asistencia, el trato digno y respetuoso.

"La salud no es un negocio, ni tampoco un privilegio, menos puede convertirse en una condena. Tenemos la obligación de garantizar el acceso según las últimas actualizaciones previstas y estar en continua formación como parte de nuestra praxis y ética profesional", expresaron.

La red de profesionales también alertó acerca de que "en una provincia declarada en emergencia por violencia de género, con un alto número de femicidios en 2019, exigimos como Red de Profesionales que se capacite al personal de salud del hospital, conforme a lo establecido por la ley Micaela".

"Exigimos a las autoridades competentes actúen ante este hecho. Informamos a los sectores antiderechos y a toda la comunidad salteña que vamos a seguir realizando nuestro trabajo generando mayor accesibilidad, ya que estamos cumpliendo con las legislaciones y los programas de salud vigentes en pos de resguardar la transparencia activa, la confidencialidad, la celeridad, el buen trato y la privacidad de pacientes, garantizando el acceso a la salud de mujeres y disidencias libres de todo tipo de violencias".

El caso, de amplia repercusión nacional, fue publicado en la edición de El Tribuno del 23 de enero pasado. Un médico del hospital de Tartagal, identificado como Dr Parra -según consta en la denuncia-, humilló a una humilde joven al hacer que la muchacha de 18 años tuviera que cambiarse los apósitos, producto de una gravísima hemorragia ginecológica, en la vereda del nosocomio.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...