Coronavirus.
COVID-19: Las líneas 136 y 148 atendieron más de 80.000 consultas en un mes
Los telemédicos y la atención digital descomprimieron el sistema de salud.

“Desde el pasado 14 de septiembre, las líneas 136 y 148 llevan atendidos más de 80.000 llamados, de los que el 95% fueron por consultas de COVID-19”, precisó el secretario de Modernización de la Provincia, Martín Güemes, a poco más de un mes de la activación de los nuevos canales que ayudaron a descomprimir al sistema de emergencias 911 y a los centros de salud. 
El Gobierno dispuso la medida en momentos en que los canales de asistencia telefónica y digital se vieron superados.
En un complicado escenario, el gobernador Gustavo Sáenz y el recién asumido ministro de Salud, Juan José Esteban, encomendaron a la Secretaría de Modernización la reforma metodológica que el citado organismo articuló con equipos técnicos de la cartera sanitaria y el Comité Operativo de Emergencias (COE).
Como parte de los nuevos mecanismos de respuestas, la atención telefónica se reformuló por completo. La línea 911, que venía soportando la demanda creciente de llamados, pasó a atender exclusivamente emergencias graves, mientras que las líneas 136 y 148 quedaron habilitadas como vías de consultas, asistencia y seguimiento médico. 
Ante el exponencial crecimiento de los casos, tanto el 911 como el 136, que eran las líneas específicas hasta entonces, habían llegado a tal nivel de saturación que muchos no podían comunicarse y existían largas esperas. Para descomprimir al 911 y agilizar sus respuestas ante emergencias, se sumó al 148 -un número que estaba destinado a la atención ciudadana- como línea adicional operativa en toda la provincia, de lunes a lunes, las 24 horas.
Internamente, también se replanteó la metodología de trabajo de las áreas de atención.
Un equipo, compuesto por 80 operadores capacitados, despeja toda clase de dudas. También asesora junto a profesionales médicos a personas con COVID-19 diagnosticado, con síntomas compatibles, sospecha de contagio o contacto estrecho.
Los operadores están asistidos por médicos que, ante requerimientos puntuales, intervienen en las conversaciones. “Dependiendo de cada caso, los operadores realizan las derivaciones correspondientes para la atención presencial o de telemedicina, o al sistema de emergencias. En estos casos, las instalaciones del 148 cuentan con un código de emergencia mediante el cual la llamada pasa directamente sin demasiada dilación”, explicó Güemes.


El funcionario precisó que, a partir de la activación de las líneas, “se venían recibiendo entre 2.000 y 3.000 llamados por día, y en este último tiempo se notó una reducción considerable: están ingresando entre 1.500 y 2.000 llamados diarios”, puntualizó.

Seguimiento de casos 
 
Los operadores no solo atienden llamadas. La metodología incluye una importante cantidad de llamadas salientes con las que se hace un seguimiento de pacientes sintomáticos. Desde la inclusión de esta mecánica, de acuerdo con registros oficiales, se llevan realizados más de 20.000 llamados de este tipo.

Telemédicos

En el nuevo esquema de respuestas resalta la labor de un equipo de telemédicos. Son profesionales que se encontraban dispensados de concurrir a sus lugares de trabajo por factores de riesgo y que ahora, a través de los canales habilitados, brindan contención y asistencia desde sus domicilios a pacientes con COVID-19 y casos sospechosos. Su crucial tarea también abarca el seguimiento que hoy lleva tranquilidad a infinidad de hogares en toda la provincia. 
En reuniones periódicas, mediante videoconferencias, intercambian ideas, analizan la evolución de la situación y comparten experiencias sobre los tratamientos que van indicando a sus pacientes. Los telemédicos cuentan con el acompañamiento de pediatras en la atención de niños y niñas que contraen la enfermedad, así como también de médicos especialistas en ginecología y obstetricia, especialmente para la atención a embarazadas. “Todos reciben casos que ingresan a través de las llamadas telefónicas, o que reportan en la aplicación SaltaCovid personas con síntomas que requieren atención médica. En un sistema informático pueden observar la sintomatología reportada, su evolución y dejar asentado el curso clínico de cada paciente”, subrayó Güemes.
El equipo inicial de 50 telemédicos, que se reforzó con 20 facultativos jubilados y prestadores del IPS, atendió en la últimas semanas entre 600 y 900 pacientes y casos sospechosos por día. Su labor honoraria está marcando claras diferencias a favor del exigido sistema de salud. En este punto, también ha jugado un papel decisivo la capacitación que recibieron sobre el manejo de software que se utiliza para el seguimiento de pacientes con COVID-19, la prescripción de medicamentos, la atención de pacientes pediátricos y obstétricos y el registro de casos positivos. “Estamos orgullosos de los telemédicos y su tarea, especialmente de los jubilados que se sumaron a este esquema sin pedir más nada a cambio que la satisfacción de ayudar con una vocación de servicio admirable”, destacó Güemes.
El Colegio de Médicos de la Provincia, con la resolución 144, allanó el camino para que médicos jubilados puedan registrarse en el sistema de atención no presencial, tratar a pacientes, recetar medicaciones e indicar estudios indispensables ante la emergencia.

Más especialistas

Según se adelantó oficialmente, en las próximas semanas se incorporarán al equipo de telemédicos más profesionales de distintas especialidades, como psicología, que brindarán asistencia telefónica a los pacientes que lo requieran. Junto a profesionales del equipo de la Secretaría de Salud Mental que dirige Irma Silva también se sumarán kinesiólogos voluntarios, nucleados en la organización Acción Kine, para asistir tanto a pacientes leves como a personas recuperadas que requieren una fuerte rehabilitación tras haber cursado la enfermedad.
El grupo de kinesiólogos voluntarios ya venía realizando esta tarea por su cuenta. Su incorporación al esquema público ampliará la asistencia en distintos puntos de la provincia siguiendo un modelo que en España dio muy buenos resultados.

Consulta y asistencia profesional

Las líneas telefónicas 136 y 148 se encuentran disponibles las 24 horas, todos los días, para todo el territorio provincial.
Son canales habilitados para responder consultas relacionadas con la pandemia, los síntomas de contagios del nuevo coronavirus, las medidas de prevención recomendadas en hogares con pacientes en internación domiciliaria, las medicaciones y otras dudas que desvelan por estos días a muchas familias en toda Salta. Los citados canales, al igual que la plataforma digital SaltaCovid, también canalizan asistencia médica para casos que no revisten gravedad. 
Ante emergencias, como siempre, hay que llamar sin demora al sistema 911.