Vacunaciones  se redujeron  hasta un 30% y  temen otras  enfermedades

La pandemia mostró diferentes paradojas, las vacunas son una de ellas. Mientras se le pide a la población que se quede en sus casa, al mismo tiempo esto lleva a perjudicar lo que se intenta proteger: la salud. Desde que comenzó el aislamiento, las familias comenzaron a vacunar menos a los niños.

Desde el Programa de Inmunizaciones del Ministerio de Salud advierten bajas en todas las dosis. En algunas vacunas llega hasta el 30 %. "Las coberturas por la pandemia no están bien", reconoció Adriana Jure, jefa del programa que está a cargo del calendario de vacunaciones en toda la provincia. La médica lo relacionó directamente con el aislamiento. "La gente tenía miedo de ir a vacunarse", aseveró.

Las bajas se registran por sobre todo en los escolarizados: "No están vacunados todos los chicos que deberían estarlo, especialmente los de 11 años", detalló. El mayor descenso en vacunación, del 30 %, está dentro de esa franja etaria escolar. A los 11 años se debe recibir la dosis del virus papiloma humano (HPV), la vacuna contra el meningococo y la vacuna triple bacteriana.

Le sigue la dosis que se debe aplicar a los 5 años, que registra una reducción de entre un 10 y un 20%. En esta edad se aplica la triple viral que protege del sarampión, rubéola, paperas, y el refuerzo triple bacteriana que previene la difteria, tétano y tos convulsa, además del refuerzo de la polio.

Con la provisión del Ministerio de Salud, el centro médico Vitae vacunará gratis a niños de 11 años (o que estén cerca de cumplirlos) contra el virus del papiloma humano, Meningococo y refuerzo triple bacteriana. Por turnos: 4211437, o por WhatsApp 3875898999. 

La tercera disminución en el registro del calendario de vacunación obligatorio se da en las dosis de los bebés, que ronda entre un 10 y un 15%. A esta edad se deben aplicar vacunas casi todos los meses, desde el segundo al séptimo mes.

Consecuencias

Los efectos sanitarios de la reducción en vacunación, aseguran que podrán analizarse a fin de año. "Es preocupante", lamentó Jure que advirtió que podrían reaparecer enfermedades que habíamos "dejamos de ver". "Infecciones severas. Hay enfermedades producidas por bacterias, como el neumococo, meningococo", señaló y ejemplificó con lo que se comenzó a ver en otros países vecinos. "Perú tiene casos de difteria, que hace 20 años no tenía, y hoy hay un caso en una nena de 5 años", resaltó.

Desde el programa a cargo de las vacunaciones están preocupados y trabajando para contrarrestar los efectos adversos que puede tener esto en unos años en la salud de los niños. Aseguran que las vacunas están disponibles y que a pesar del retraso aún se "puede recuperar la situación". "El nivel central provincial hizo una difusión para que todos hagan alguna actividad para que la gente se vacune, para que la gente recurra", señaló Jure.

En algunas localidades se va casa por casa y en otras, como en General Mosconi y Tartagal, se habilitaron escuelas para que los niños concurran acompañados y respetando protocolos de distancia.

En capital, más precisamente en el Centro de Salud N§ 55 del barrio 17 de Octubre, se comenzó a implementar la modalidad de puerta a puerta. Hasta ayer fue la primera etapa, y los trabajos se retomarán del 23 al 27 de noviembre y del 14 al 18 de diciembre.

Desde el sector privado también se busca colaborar. En una campaña gratuita inédita, el centro médico Vitae puso a disposición su vacunatorio para las vacunas de los 11 años provistas por el Ministerio de Salud.

Las localidades más grandes, como Orán, Tartagal y Capital, fueron las más afectadas. En las más pequeñas se pudo llegar a la población mediante los agentes sanitarios.

En las localidades con mayor población los brazos más sólidos de captación para vacunación son las escuelas y las consultas médicas. Pero las consultas también bajaron. Susana Velazco, directora de Maternidad e Infancia, confirmó la disminución en atenciones médicas, aunque indicó que esto se debe también a que "hay una baja en el recurso humano para la asistencia, tanto en el recurso humano de los centros de salud como en los hospitales del interior para la demanda de atención COVID", aseveró. A esto se suma además personal sanitario que se enfermó o está aislado.

"Se hicieron normativas indicando que se continúen los controles de niños y embarazadas con protocolo en el marco COVID. Aun así se sabe que disminuyó la atención", agregó Velazco. Como contracara, la funcionaria resaltó que a raíz del aislamiento y el uso del tapabocas, las patologías respiratorias en niños disminuyeron.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...