Areline Martínez, una joven de 20 años, murió durante una fiesta en Chihuahua (México) después de recibir un disparo en la cabeza por parte de uno de sus amigos mientras grababan un video para TikTok, según medios locales.

Martínez y sus amigos simulaban un secuestro y la joven tenía el papel de rehén cuando uno de sus amigos disparó accidentalmente su arma calibre .45. En las redes sociales se filtró un video del momento previo al tiro.

En las imágenes, se puede ver a la chica atada de pies y manos y rodeada de sus amigos que le apuntan con armas.

Testigos aseguraron que el disparo se produjo de forma accidental ya que no sabían que el arma estaba cargada. Los dos presuntos homicidas huyeron del lugar en un Jeep Cherokee y ya fueron identificados.

Cuando los policías municipales llegaron, encontraron el cuerpo de Areline en el suelo, atado de manos, con la herida en la cabeza.

La Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres llevará la investigación. De momento, el caso fue caratulado como homicidio imprudencial. “Una de las hipótesis que se está manejando es que manipularon indebidamente el arma pensando que estaba descargada y dispararon a la mujer”, declaró el fiscal general del estado de Chihuahua, César Augusto Peniche Espejel. El magistrado precisó que también se debe aclarar el origen de las armas usadas en el video.

Martínez, que era madre de una beba de un año, fue velada por familiares y amigos en una funeraria de Chihuahua el domingo. Su última publicación en Instagram fue el 2 de octubre, horas antes de que fuera asesinada. “El tiempo no se detiene, yo tampoco”, escribió junto a la fotografía.

Desde las redes sociales, los usuarios pidieron justicia para la joven y criticaron a sus “amigos” por abandonarla.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...