Por iniciativa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el próximo 12 de noviembre, al igual que todos los años, se conmemora el “Día Mundial contra la Obesidad”, fecha para concientizar a la población sobre cómo prevenir y tratar el sobrepeso; mientras que el 15 se celebra el “Día Mundial sin Alcohol”, en contra del consumo nocivo de bebidas.

En este contexto, la Universidad Abierta Interamericana (UAI) realizó una encuesta para analizar hábitos alimenticios durante el aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) y el ejercicio físico. Unas 500 personas mayores de 16 años participaron del estudio.

El 40,3% de los encuestados aseguró que mantuvo su peso durante el aislamiento, mientras que el 38,5% dijo haber aumentado. El 17,3% se autopercibe “más flaco” y el 4% se mantuvo al margen de la respuesta.

En cuanto a qué grado de preocupación respecto de su peso tiene, la respuesta mayoritaria de la gente fue estar “poco preocupado” con el 30,5% de los votos. Seguida de “muy” y “bastante” preocupados (24,4% y 22,5% respectivamente) y los más relajados (sin preocupaciones) con el 15,2%.

Los encuestados percibieron que aumentaron el consumo de frutas y verduras (35,4%), que toman más agua (20,5%), dejaron las harinas (16,7%) y dejó las gaseosas (8%), entre otras respuestas.

Cuando se les preguntó sobre el mayor o menor consumo de ciertos alimentos durante el aislamiento en relación a lo previo, los productos en los que el porcentaje de respuestas en que bajó la cantidad de ingesta fueron: comida chatarra (56%), frituras (48,8%), alcohol (42,4%) y gaseosas (44,8%); mientras que los que obtuvieron el mayor porcentaje de respuestas que se consumieron de igual manera antes y durante el ASPO fueron: Panificados (42,3%), chocolates y dulces (42,2%), snacks (54,8%), frutas y verduras (46,2%) y agua (44,2%).

El 54,9% dijo no realizar ejercicio físico y el 45,1% sí. La mayoría dijo caminar (54,6%), hacer cinta o bicicleta (17,2%), running (16,5%) y musculación con aparatos (4,8%), entre otros. Quienes practican, lo hacen en un 42,4% entre dos y tres veces por semana, 25,7% más de cuatro, 14,9% una vez, 13,9% todos los días y 3,2% sólo los fines de semana.

Encuesta a personas de 16 años

Por su parte, La UIA también encuestó a 500 personas de 16 años, a quienes consultaron sobre el consumo de bebidas durante el aislamiento. Las respuestas indicaron que la mayoría aumentó la ingesta (52,4%).

Para el 33,7% “se mantuvo igual”, mientras que “disminuyó” la toma de alcohol para el 11,1%. Igualmente, la mayoría (61,3%) dijo no tomar, mientras que el 38,7% sí lo hace. De esos, el 52,5% dijo que lo hace entre dos a tres veces por semana, mientras que las respuestas que siguieron fueron: una vez por semana (19,1%), todos los días (11,7%), más de cuatro veces (9,9%) y solamente los fines de semana (6,8%).

La bebida más consumida por los argentinos es el vino (54,1%), seguido de la cerveza (35,3%), bebidas blancas (3,4%), champagne (2,5%) y aperitivos como el Fernet y Gancia (2,1%).

Fuente Minuto Uno

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...