Un hombre con antecedentes de violencia de género fue el lunes por la tarde a buscar a su ex pareja y, como no la encontró, desató un raid criminal en la localidad bonaerense de Quilmes. Se trata de Rolando Delgado, de 40 años, quien mató a un hombre, hirió a dos policías y finalmente se pegó un tiro en la sien.

El dramático episodio fue el desenlace de una secuencia que había empezado el viernes, cuando Delgado le dio un ultimátum a Johana, su ex, para que volviera con él. “Te doy tres días y si no te mato”, fueron sus palabras según coincidieron varios testigos. Pero la mujer no volvió y ayer fue a cumplir con su promesa criminal.

“Él estaba obsesionado con Johana”, contó esta mañana a Todo Noticias Mabel, la esposa del hombre asesinado por Delgado. El matrimonio había alojado a la joven tras su conflictiva separación del agresor, y se convirtieron en víctimas también del homicida. Mientras la chica saltaba por el balcón para escaparse, empezaron los balazos.

“Mi esposo quiso evitar que entrara y le disparó”, se lamentó Mabel, dueña de la casa de la calle Jujuy al 3800. Dos tiros fueron los que mataron al hombre casi en el acto, y después como ella tomó la posta y trató de cerrarle la puerta, Delgado volvió a abrir fuego contra ella. “Me disparó pero la bala pegó en el picaporte”, afirmó.

Sin resignar sus intenciones, Delgado fue entonces hasta la peluquería en la que trabajaba Johana, a unas cuadras de distancia, pero tampoco la encontró. En cambio, un grupo de vecinos que había advertido la situación empezó a perseguirlo para atraparlo y él mismo se dirigió en su auto a la comisaría 5ª del barrio La Cañada.

Acorralado por la gente Delgado pensó en entregarse, pero no iba a hacerlo tan fácil tampoco. Apenas ingresó a la seccional volvió a disparar. Uno de los tiros rozó en la cara a una agente, que fue trasladada a una Unidad de Pronta Atención (UPA) y ya se encuentra fuera de peligro. El otro disparo ingresó en el hombro de un oficial, quien también está en buenas condiciones de salud.

Entonces el agresor hizo su última jugada. Salió corriendo de la comisaría, fue a buscar su auto que había quedado estacionado en el cruce de las calles República del Líbano y calle 390, y se disparó adentro del vehículo. Herido de muerte fue trasladado al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde permanece internado en estado crítico.

“Johana lo había denunciado 6 veces por violencia de género”, señaló Mabel, sobre los intentos de la joven por buscar protección. Sin embargo, solo consiguió una perimetral que Delgado no respetó, y un botón antipánico que tampoco cumplió su cometido. “El viernes lo quiso usar y no andaba”, reveló. El desastre que vino después los encontró desprotegidos y a merced de un asesino. “Quería matar a cualquiera”, concluyó.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...