Masiva movilización contra  la toma de tierras en Cachi

pequeños y medianos productores de la zona conocida como el Valle alto, se movilizaron esta mañana en la plaza de Cachi para protestar contra los grupos activistas que, fomentados por organismos nacionales, promocionan la usurpación y toma de tierras como lo que viene ocurriendo en las Pailas a 12 kilómetros de esa localidad del Valle Calchaquí. Allí los propietarios de los terrenos se ven impedidos de continuar con sus tareas agrícolas por la presencia de grupos que no solo avanzaron sobre la propiedad privada sino que también que impiden las tareas de siembra. Esta situación llevó en las últimas horas a fuertes enfrentamientos con la policía, que terminaron con uniformados heridos y la detención de al menos 4 dirigentes que se proclaman caciques y dirigentes de las comunidades.

Es así que la plaza de Cachi se vio alterada en su tranquilidad natural por la presencia de cerca de cincuenta productores de Cachi, Angastaco, Molinos, Seclantás y otros parajes que reclamaron el fin de las usurpaciones y que la vuelta a “la paz y a la armonía” en los Valles.

“Respeto a la propiedad privada”, “Justicia, basta de usurpación”, “Pobladores reales tienen que pedir permiso a las comunidades truchas”, “Basta de falsas comunidades”, “Plaza, persona no grata”, “Basta de atropellos y amenazas queremos trabajar y vivir en paz”, fueron algunas de las consignas que la gente que se reunió en Cachi.

Los testimonios en el lugar fueron levantados por el sitio “InfoValle” cuyos periodistas también fueron víctimas del ataque perpetrado a principios de esta semana por los supuesto originarios en finca Las Pailas cuando intentaron impedir que los productores avancen con sus tareas habituales de siembra en esta época del año.

Miembros de la autodenominada “Comunidad Diaguita Calchaquí” que ya habían usurpado previamente un sector de finca Las Pailas avanzaron ahora sobre terrenos destinados tradicionalmente a la agricultura intensiva. 
Florencia Wayar, al frente de estas tareas, quedó prácticamente rehén y en medio e insultos y amenazas por los trabajos que llevaba a cabo en su propiedad. Con la intervención de la fiscalía, la Policía llegó al lugar y se produjo un enfrentamiento que terminó con heridos y detenidos.

Pequeños productores y dueños de dos o tres hectáreas de la zona reclamaron que se ponga un punto final a esta situación porque ellos también temen ser víctimas de los usurpadores que siguen avanzando con la toma de tierras pese a los títulos de propiedad y los trabajos que las familias despliegan en el lugar desde hace generaciones.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...