Alumnos dieron una masterclass para profesionales

Una multitudinaria clase dictada por alumnos de tres a quince años de edad, convocó a docentes, licenciados, ingenieros y académicos de la UNSE, de México y Chile, quienes destacaron el nivel informático educativo de los niños.

En plena pandemia, los niños estudiaron, investigaron, se capacitaron y la temática elegida fue scratch en las aulas. La clase se llevó a cabo vía Zoom, mediante una iniciativa del Centro de Computación Educativa Chip N1 8203.

Las principales características del scratch es que trabaja con todos los programas computacionales, lo que les permite a los alumnos, además de aprender robótica, desarrollar y programar de manera fácil y divertida.

Los niños de Chip y de las escuelas, trabajaron asincrónicamente, pensaron, diagramaron, elaboraron y programaron distintas animaciones, que a futuro serán videojuegos para fortalecer los contenidos.

Con la actividad, mostraron a docentes y estudiantes de otras escuelas lo sencilla que es la operación del programa, las diversas competencias que desarrolla, desde edades tempranas y sobre todo la viabilidad como herramienta pedagógica aplicada desde un celular o una computadora estándar y sin acceso a wifi o a datos móviles.

El moderador de la clase, Imanol Costilla (12 años) fue el encargado de presentar a los participantes y sus compañeros con las temáticas que se desarrollaron.

Imanol señaló: "Este espacio es para contarles a nuestros docentes cómo queremos aprender. Para ello, hicimos una encuesta on line a 60 estudiantes de distintas instituciones y esto es lo que nos trajo aquí". "Todos coincidimos en que somos prosumidores, que esta pandemia nos permitió evidenciar nuestras potencialidades a través de la virtualidad, algunas que desconocíamos. Nos dimos cuenta que con un celular precario estamos a un click del mundo, a pesar de que no todos tenemos acceso a wifi, pero sí a la oportunidad de utilizar videojuegos que a veces están descargados".

"Mediante el juego fortalecemos distintas habilidades, pero los necesitamos a ustedes para que nos faciliten la posibilidad de incorporarlo como herramienta. Buscamos ser constructores de nuestro propio aprendizaje y productores de nuestros propios videojuegos, por eso, ahora los invitamos a ustedes queridos docentes, a la enseñanza compartida, que nos potencien desde la horizontalidad, que nos den apertura a nuevas formas de aprender haciendo, esto nos permitirá el intercambio entre pares fortaleciendo el trabajo colaborativo y la actuación global".

"Aprendemos basándonos en la pedagogía de la multialfabetización, haciendo eco en la inclusión y la igualdad mediante la aplicación de la programación como eje", dijo.

A su turno, Martina Padilla Checa, una pequeñita de tres años, con su Tablet en mano, en la clase señaló: "Con el scratch me divierto mucho. Estoy aprendiendo a sumar, a restar, las letras del abecedario y también escucho canciones y canto".

Lautaro Suárez (12 años), con discapacidad auditiva, presentó su clase en la que mostró las costumbres y comidas de Argentina, y destacó el folclore como música tradicional en el norte de país.

Santino Cabrera enseñó con herramientas básicas a quienes están aprendiendo, cómo es el scratch y aplicarlo en lengua y literatura.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...