Los Benavides rumbo al Dakar

Si uno habla del Rally Dakar inmediatamente se los asocia a los hermanos Benavides, quienes dirán presente en la competencia más exigente del mundo que se correrá en Arabia Saudita del 3 al 15 de enero.
Ante de viajar, Kevin y Luciano Benavides visitaron la planta editorial de El Tribuno y comentaron sus sensaciones.
“Por fin llegó el momento, de volver a correr, de volver al Dakar, ya pasó un año, un año difícil pero acá estamos para otro desafío”, remarcó Kevin Benavides, que correrá para el equipo Monster Energy Honda.
Por su parte Luciano, que correrá para Rockstar Husqvarna, comentó: “Será mi cuarto Dakar, llego muy bien físicamente, con más experiencia que el Dakar pasado. Estoy muy contento y me siento bien, siento que será un buen Dakar, fue un año difícil para todos, pero junto a Kevin pudimos hacer un buen entrenamiento”.
Justamente, sobre la parte física, Kevin ponderó: “Empecé a entrenar desde que terminó el Dakar anterior, fue un año largo de entrenamiento, aproveché mucho la cuarentena, le saqué el lado positivo de no tener carreras, eso me ayudó mucho a entrenar fuerte en la parte física. Tenía una lesión en el hombro y en la pierna, al no tener que viajar para competir hizo que tenga más tiempo en el gimnasio para recuperarme. Llegó muy bien, hice una sola carrera en el año, fue en Andalucía, España y la gané, eso me motivó para seguir entrenando. Llegó en un muy buen momento físico, mental y emocionalmente”.
Kevin estuvo muy cerca de ganar el Dakar en el 2018 y en el 2021 buscará la gloria.
“Es mi sueño, todos los días me levanto pensando en ganarlo, le pongo el mayor sacrificio para lograrlo. El Dakar es una carrera realmente muy complicada, son catorce días que estamos corriendo seis horas por día pero voy motivado”.
Por su parte, para Luciano será su cuarto Dakar.
“Uno pone la vara cada vez más alta, pero en un Dakar hay mil factores que uno no controla, lo ideal es entrar en un Top 5, me focalizo en sentirme mejor yo, sentirme rápido en la moto y enfocarme en el día a día. Este año es más competitivo y vamos a darlo todo”.
Ambos corredores coincidieron que lo más importante es finalizar el Dakar “sanos”.
“Lo que nos importa a los dos es terminar el Dakar sanos, no pensamos tanto en ganarlo, sino en que el otro llegue bien y después sí miramos el resultado. El Dakar es una carrera muy peligrosa”, dijo Luciano.
Kevin cuenta con más experiencia que Luciano en el Dakar, pero elogió a su hermano en sus últimas competencias.
“Luciano demostró que está en un altísimo nivel, debutó en el 2018 y seguro estará ahí peleando para meterse entre los diez, dará batalla y yo también, trataremos de dejar a Salta y a la Argentina lo más alto posible”, expresó Kevin.
Sobre la competencia y los nuevos cambios, Luciano comentó: “Hay muchos cambios, muchas variables, la implementación del airbag será mucho más peso en el cuerpo, pero es por todos los riegos y las pérdidas que lamentamos este año. Tenemos solo seis cubiertas para todo el Dakar, no se pueden cambiar los pistones en la moto, no se puede arreglar la moto durante la etapa. La hoja de ruta será entregada quince minutos antes de largar, no existe más la estrategia, los planes de equipos, ni nada, simplemente largar y hacerlo lo mejor que se pueda día a día. Será muy divertido y hay que usar mucho la cabeza. Husqvarna nunca ganó un Dakar y     sería un sueño conseguirlo”.

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...