Un mayorista donó cajas navideñas para comedores salteños

Para las fiestas de fin de año se replican gestos de solidaridad. Super Mayorista Vital, de la mano de la Red Argentina de Bancos de Alimentos, realizó una acción para acompañar a las familias que más lo necesitan en un año tan especial. Donaron 1.000 cajas de alimentos a comedores y asociaciones de la ciudad de Salta. Las primeras de ellas fueron entregadas a la Fundación Changuito Dios, para luego ser enviadas a las familias del lugar. Las entregas se realizaron cumpliendo los protocolos sanitarios, con un esquema de turnos para evitar la aglomeración de personas.

En la amplia cocina de la Fundación Changuito Dios, un grupo de madres preparaban con cuidado y a conciencia bolsitas navideñas para los niños que asisten a la institución guardería. El espíritu de fin de año de este 2020 tiene elementos nuevos: barbijos, frascos de alcohol en gel y una distancia social prudencial están presentes en una casa que entiende que cumplir con los protocolos sanitarios es hoy una nueva forma de cuidar y brindar amor a las familias del barrio.

En el salón comedor contiguo, otro grupo de madres esperaban ansiosas la entrega de cajas navideñas compuestas por productos alimenticios de primera calidad. Fideos, picadillos, dulce de leche, turrones navideños, pan dulce, pionono y budín, entre otros, suman un total de 5 kilos en alimento.

La puesta en marcha de esta acción solidaria comenzó por la mañana del 22 de diciembre en la sucursal de Super Mayorista Vital. En ese lugar, los trabajadores de la empresa cargaron en dos camiones las cajas de alimentos. Luego, junto al equipo del Banco de Alimentos Salta, se dirigieron al sudeste de la ciudad, más precisamente al barrio Juan Calchaquí.

El presidente de la fundación, Víctor Tissera, explicó que la Changuito Dios trabaja en la zona desde 1996, cuando el barrio era apenas un asentamiento. En aquel entonces, los vecinos trabajaban en su mayoría como vendedores ambulantes, albañiles o personal doméstico, labores que les demandaban gran parte del día. Por eso, un grupo de personas solidarias conformaron un comedor con la finalidad de alimentar a los hijos de esos trabajadores. Con el tiempo el comedor fue creciendo hasta llegar a ser una fundación que provee desayuno, almuerzo y merienda a niños de entre seis meses y doce años.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...