“Este vacío solo se podrá llenar cuando Gala regrese”

A pocos meses de que se cumplan tres años desde la desaparición de Gala Cancinos, su familia continúa buscándola. En diálogo con El Tribuno, relataron el drama de incertidumbre y angustia que les toca vivir y dieron detalles de cómo se encuentra la causa. 

Mónica Ovando y Javier Cancinos, padres de la adolescente, sostienen que la vida sin su hija es dura. “En nuestra casa nos falta y lo peor es que no tenemos ningún conocimiento de cómo y dónde puede estar, ni siquiera el consuelo de decir que no está con nosotros. La rutina, el movimiento en nuestro hogar, todo cambió. El día a día es más pesado y uno a veces trata de cubrir los huecos con alguna actividad”, contó Javier Cancinos, el papá de Gala. 

Mónica Ovando, mamá de la adolescente, expresó: “Hay un vacío grande en el hogar. Se lo siente en todo momento. Es un vacío que solamente se podrá llenar cuando ella se reintegre al grupo familiar”. 

El matrimonio tiene otro hijo, un joven. La familia sostiene que seguirán buscando a Gala hasta el último momento.

Vulnerabilidad

“Para mí algo muy importante que debe saber la comunidad en general es que nosotros nunca lo esperamos, jamás pensamos pasar por esta situación. Creíamos que nuestros hijos estaban siendo cuidados, contenidos. Entonces no debemos olvidar que es una menor de edad que en el momento del extravío solo tenía 14 años. Actualmente tiene 17 pero sigue teniendo toda la vulnerabilidad que caracteriza a una menor. Necesita del apoyo no solo de la familia sino de todos”, hizo hincapié Ovando. 

La causa sigue a cargo de los fiscales Santiago López Soto y Ramiro Ramos Ossorio. Los padres dijeron que hasta el momento no hay novedades, aunque se investigan dos llamados registrados el mes pasado y el corriente.

“Concretamente se comunicaron con mi teléfono. Como mamá creo un poco en la esperanza de que alguien todavía se acuerda, mira y, aunque a veces lamentablemente no se comunique de forma inmediata con la Policía, luego trata de ubicar mi número y se comunica relatándonos las circunstancias en que cree haberla visto”, dijo Ovando.

La hipótesis que ha manejado desde el inicio la Policía es de fuga aunque luego se inclinaron por otra línea en el marco de la cual a mediados del año pasado se iniciaron una serie de rastrillajes en los terrenos de Lesser contiguos a la ruta provincial 28 y en el río Wierna. Culminaron en la zona del cerro San Bernardo, donde se hallaron objetos, como una campera, que le fueron exhibidos a la familia. Todos los resultados fueron negativos.

“Para mí se ha generado mucho revuelo como para decir que se está haciendo un trabajo pero en realidad, yo personalmente, considero que no se han hecho las cosas en su debido tiempo. Ya van a cumplirse tres años y seguimos sin tener un rastro, una pista. No sé si hay falta de pericia, conocimiento o algo falla y no podemos llegar a encontrarla”, recalcó Javier Cancinos.

En una página de Facebook: “Buscamos a Gala Cancinos”, su padre sube mensajes. “Empecé a utilizar las redes sociales a partir de todo esto y le escribo mensajes para ver si en algún momento puede leerlos. Como toda adolescente ella estaba pendiente de las redes, el celular y la computadora apenas llegaba del colegio”, recordó el hombre. 

Una rutina impensada

Gala Cancinos fue vista por última vez en el Parque Bicentenario el 16 mayo de 2017. Había salido de su casa esa jornada a las 15 rumbo a una clase de gimnasia en el colegio. Sin embargo, poco después fue registrada por una cámara de seguridad ingresando y saliendo del parque. Ese mismo día una tía la cruzó saliendo del lugar y solo dijo que la saludó. Las imágenes coinciden con lo descripto.

“Evidentemente mi hija hizo una rutina que no tenía que hacerla ese día. Nosotros estábamos acostumbrados como familia a que si por algún motivo ella iba a llegar más tarde o quería ir a otro lugar con sus compañeros o con quien estaba en ese momento nos avisara. No acostumbraba a producir una demora en el regreso a casa sin avisar. Como mamá eso me llama seriamente la atención. Hubo algo distinto desde ahí, y seguimos sin respuesta sobre eso. Solo son preguntas, incertidumbre... Creo que ella es la única persona que va a poder contar qué pasó” , dijo Ovando. 

En una pared de la casa de la familia Cancinos quedó pegado un cronograma con las fechas de exámenes del colegio que había elaborado Gala. “Estaba preparándose para rendir, por eso no entendemos qué pasó”, expresaron sus padres entre lágrimas. 

Hay una recompensa vigente de 1.500.000 pesos, a nivel nacional, para quien aporte datos de Gala. También están abiertos los números telefónicos de Missing Children para denuncias anónimas. 

“La semana pasada hablé con Leticia Risco, del Ministerio de Justicia de la Nación, justamente por una pregunta que me hizo uno de los suboficiales que está a cargo de la investigación y me dijo que todo está vigente, y que están a la expectativa de cualquier novedad, informe. Están a disposición”, señaló. 

La familia destacó la importancia de comunicarse en el acto con el Sistema de Emergencias por cualquier dato o información. 

“Si alguien cree haberla visto, rogamos que llamen al 911 para dar precisiones de lugar, hora, características. Nosotros queremos seguir difundiendo esta búsqueda. Ya se van a cumplir tres años y nuestra hija no apareció. Nosotros tenemos que tener una respuesta”, finalizaron. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...