Al grito de "nazis, fuera!”, marcharon en Alemania para repudiar los atentados ultraderechistas

Miles de personas se volcaron a las calles alemanas y decenas de vigilias se han celebrado en la noche del jueves en solidaridad con las víctimas de la matanza xenófoba de Hanau, que el miércoles causó once muertos y varios heridos en dos bares orientales frecuentados por extranjeros.

Las marchas fueron masivas y expresaron renovados pedidos a las autoridades para reprimir el extremismo de ultraderecha. Sólo en Berlín hubo 5.000 personas en una poderosa manifestación a través de Neukölln, y también fueron masivas las convocatorias en Hamburgo o Munich. 

En las vigilias participaron representantes de los principales partidos políticos a excepción del ultraderechista AfD (Alternativa para Alemania).

“El racismo mata”

Entre el público se dejaron oír consignas como “Nazis fuera” y se veían pancartas que rezaban “el racismo mata”.

El presunto autor del ataque es un ultraderechista alemán de 43 años Tobias Rathjen, con licencia de armas y sin antecedentes policiales quien abrió fuego contra los dos bares desde su coche.

 

Su cuerpo sin vida, junto al de su madre, fueron encontrados en la madrugada del jueves en su domicilio. Las fuerzas de seguridad se incautaron de munición en su vehículo así cómo de abundante material ultraderechista escrito y grabado por el terrorista

En muchos discursos al finalizar las manifestaciones se hizo hincapié en la incitación racista que proviene de los propios medios de comunicación, la responsabilidad del gobierno con sus políticas xenófobas y leyes racistas y las turbias relaciones entre la Policía, los servicios secretos y los grupos de la ultraderecha.

Al igual que en su momento se develó que el grupo neonazi NSU —que asesinó a varias personas durante una década hasta 2011— tenía conexión con elementos del aparato estatal y las fuerzas represivas, hoy se puede afirmar que el atentado de Hanau no es un caso aislado. Por el contrario, está amparado en la impunidad de que gozan estos grupos, y se apoyan además en el crecimiento de fuerzas como el partido Alternativa por Alemania, con el que hace unos días atrás el propio partido de gobierno de Angela Merkel buscaba llegar a un acuerdo parlamentario en Turingia.

En Munich, los oradores en la vigilia subrayaron lo siguiente: "Así como decimos nunca más fascismo, también debemos decir: ¡los refugiados son bienvenidos!.

Pedido musulmán

Las principales organizaciones musulmanas en Alemania pidieron hoy que se mencione concretamente la islamofobia como un problema y como la motivación principal del asesino.

"Sabemos que el asesino escogió a sus víctimas porque eran musulmanes. El que no mencione la islamofobia se hace cómplice", señaló el presidente del Consejo de Coordinación de los Musulmanes, Zekeriya Altug.

Altug celebró que se hubiera hecho de inmediato un acto en homenaje de las víctimas en Hanau, pero lamentó que todos los oradores, empezando por el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, no mencionará concretamente el problema de la islamofobia.

Fuente: La Izquierda Diario, Télam y News-Republic.com

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...