La Cruz Roja llevará agua al norte salteño

La Cruz Roja Argentina brindará más de dos millones de litros de agua segura en dos meses a las comunidades de wichis y otros pueblos indígenas del norte de Salta a través de la instalación de un gran campamento humanitario del que participarán más de 400 personas durante 12 meses.

Se trata de un plan de acción con objetivos a corto, mediano y largo plazo para una zona donde, según un relevamiento realizado en el marco del plan Acción Humanitaria Salta 2020, el 75 por ciento de las comunidades no accede a fuentes de agua segura para su consumo.

"Este año Cruz Roja cumple 140 años de historia en Argentina y, a lo mejor, esta operación es la de mayor impacto humanitario por las posibilidades que va a tener de permitir frenar cuestiones asociadas al agua, deshidratación aguda y desnutrición profunda", dijo Diego Tipping, presidente de la organización en una conferencia de prensa.

"El plan de acción estará centrado en el agua con el objetivo, a plazo urgente, de instalar una planta potabilizadora para brindar más de dos millones de litros de agua segura entre marzo y abril", agregó.

Con aportes de fondos propios, de la sociedad civil y de gobiernos extranjeros, la Cruz Roja Argentina ya logró cubrir el 50 por ciento del presupuesto global de 875 mil dólares que se necesita para atender a las 9.600 personas más afectadas en los departamentos de Santa Victoria, General San Martín y Rivadavia.

"Le hemos pedido al Estado nacional que nos ayude a conseguir los fondos restantes", indicó Tipping.

En las últimas semanas, equipos de Cruz Roja Argentina junto a la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, Naciones Unidas y la Unión Europea realizaron un relevamiento en profundidad en 18 comunidades indígenas afectadas.

Así se accedió al dato de que más del 75 por ciento de las comunidades no accede a fuentes de agua segura para el consumo y que más del 60% de los recipientes donde almacenan el agua están contaminados.

Van por una ambulancia

El intendente de Santa Victoria Este, Rogelio Nerón, afirmó anoche que hay más médicos en la zona crítica y que hoy buscarán una ambulancia desde Tucumán. 

El jefe comunal lamentó la muerte de una niña de un año y nueve meses, pero no pudo dar mayores datos del caso, ya que estaba en viaje. “No tengo el diagnóstico, pero sé que se está haciendo mucho esfuerzo con profesionales para que estas situaciones no pasen”, afirmó. 

Por otra parte, Nerón se mostró preocupado por la crecida del río, pero aseguró que se trabajó fuerte en el anillado para las defensas. “Nosotros estamos prevenidos”, dijo.

Por otra parte, el intendente de la localidad destacó la asistencia que están recibiendo las comunidades originarias. “Estamos viendo que se está trabajando”, señaló.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...