El crimen de Puerto Deseado fue de “odio a la mujer”, dijo el juez

Al cierre de esta edición, finalizaba la ronda de reconocimientos en Puerto Deseado por el abuso sexual a una salteña y el asesinato de su hijo de cuatro años. Trascendió que uno de los detenidos confesó haber participado en el grave hecho. 

Fue una jornada intensa en esa localidad de Santa Cruz, ya que en las primeras horas causó indignación la liberación de las dos personas que habían sido detenidas el viernes. 

No obstante, en la tarde de ayer el juez Odelmar Villa confirmó un nuevo detenido y otra persona demorada por el caso.

Odelmar Villa informó de esta situación al hablar con los medios de comunicación y con un gran grupo de vecinos que se congregó en el lugar para reclamar justicia.

El magistrado pidió calma a la sociedad en general, afirmó que están trabajando de la mejor manera posible.

Ayer, la mujer fue a ampliar su declaración, pero se descompensó cerca de las 16. Luego de estabilizarse, volvió a participar de la ronda de reconocimientos. 

El juez Villa dijo que la agresión tuvo un “importante componente de sexismo y de odio hacia el sexo femenino, el robo creo que fue una consecuencia”. Además, Villa indicó que “el resultado del ADN puede estar en 15 o 20 días”, y se refirió a los agresores como personas que “no tienen ningún problema en hacer daño a la gente y ninguna empatía”.

Declaración

Ayer, la mujer salteña arribó cerca del mediodía al Juzgado de Instrucción N° 1 y habría aportado algunos detalles más que permitirán a los investigadores avanzar con la causa y dar con los autores.

La mujer iba a realizar el reconocimiento de los sospechosos a través de fotos, ya que, para ese entonces, no habían quedado detenidos, pero pasadas las 15, tuvo que volver a ser hospitalizada por su estado emocional y de salud y no participó de la rueda.

El juez Odelmar Villa había decidido dejar en libertad a los dos sospechosos que habían sido demorados, ya que el fiscal Horacio Quinteros no tenía pruebas contundentes que los comprometiera con los hechos.

Los aprehendidos por el brutal crimen sucedido el jueves último en Puerto Deseado,habían sido demorado durante allanamientos realizados el viernes, en un barrio llamado La Favela.

Según informó el sitio local La Opinión Austral, “el material probatorio aportado por la Policía no fue suficiente para el criterio del juez y el fiscal para dejarlos un día aprehendidos y avanzar sobre estas pistas”.

También durante la jornada del viernes se había demorado a un hombre, con características similares al identikit difundido, y que iba en un micro camino a Caleta Olivia, pero luego de unas horas fue liberado.

Tal es la conmoción por el crimen y la violación, que luego de que por las redes sociales se dieran a conocer los identikits de los atacantes, dos personas de Puerto Deseado fueron marcadas por la gente y uno de ellos, según se informó, se presentó en la comisaría para aclarar que no tenía nada que ver.

El aberrante hecho ocurrió el pasado jueves por la tarde, en la zona costera de Puerto Deseado, al norte de Santa Cruz.

Allí, la mujer salteña de 45 años, que estaba de paseo en Puerto Deseado, caminaba junto a su hijo de 4, cuando se cruzaron con los atacantes en un trayecto denominado Cueva de los Leones.

Según el relato de la mujer, desde allí fue llevada junto a su hijo hacia la zona de la playa y el niño fue arrojado desde un acantilado, lo que provocó su muerte inmediata.

El pequeño murió por una hemorragia interna producto de politraumatismos de cráneo ocasionados con un elemento contundente, según lo determinó la autopsia.

En relación a las tareas de contención de la mujer y su grupo familiar, el ministro de Seguridad de Santa Cruz, Lisandro de la Torre, comentó que a partir de lo indicado por la gobernadora Alicia Kirchner, las aéreas de Salud y Desarrollo Social “están presentes en la localidad y con permanente contacto”. 

Puerto Deseado se encuentra conmocionado por el caso, que sacudió la habitual calma de verano de este tradicional puerto pesquero de la Patagonia. El director del Hospital Zonal de Puerto Deseado, donde estuvo internada la mujer, afirmó ayer que estaba fuera de peligro, pero con secuelas psicológicas que prolongarán su estadía en el centro de salud.

“Fue víctima de una agresión sexual”, destacó Gustavo Morín, y dijo que evoluciona de las lesiones que sufrió durante el ataque, aunque a nivel psicológico continúa “conmocionada” por lo que le pasó.

Morín agregó que la víctima “está estable, bajo asistencia psicológica” y respecto de las lesiones indicó que “tuvo un traumatismo de cráneo, leve, por un golpe en la zona occipital con herida cortante”.

“Se le realizaron las tomografías pertinentes, pero no tiene lesión cerebral, más que un corte importante que tuvo en esa zona”, indicó.

Agregó que “tuvo traumatismos por golpes en el rostro y las manos que no revisten gravedad ni hay riesgo de vida”.

“El mayor problema que queda para adelante es su consistencia mental de asimilar este hecho”, expresó el médico, al detallar que luego de ingresar, “a la hora y media se le pudo decir que lamentablemente su hijo había fallecido, y ahí quedó internada a cargo del equipo de psicólogos y psiquiatras del hospital”.

“Gracias a los salteños”

Celso Subelza se mostró emocionado por las marchas. 

El viernes partió desde Salta a la Patagonia. Pablo Yapura. 

“Agradezco el apoyo a toda la provincia, a todo Rosario de la Frontera”, expresó Celso Subelza, padre del niño asesinado y marido de una madre salteña abusada en Puerto Deseado, Santa Cruz. 

En una breve charla ayer con El Tribuno, Celso dio un mensaje a las personas que marcharon el viernes en la Ciudad Termal en reclamo de justicia por el crimen de su hijo y el abuso sexual a su mujer. 

“Muchas gracias a la gente de Salta”, dijo emocionado. 

El salteño partió el viernes, a las 15, del aeropuerto Martín Miguel de Güemes y recién arribó ayer a la madrugada a Puerto Deseado. “Mi mujer está un poco más estable pero aún está shockeada”, afirmó en las primeras horas 

“Quiero que se haga justicia. No puedo hablar más”, finalizó Celso, emocionado. 

El viernes una multitud se concentró y marchó en Puerto Deseado y cientos de personas hicieron lo mismo en Rosario de la Frontera, de donde es oriunda la mujer que fue violada en Santa Cruz. 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...