Pidieron perpetua para cinco  imputados en el juicio por Daniela Guantay

Al cabo de tres semanas el juicio por el espeluznante crimen de la joven madre Daniela Paola Guantay (22) tendrá hoy su última audiencia formal. Luego de escuchar los alegatos de las partes, ayer, el tribunal colegiado dará a conocer el fallo sobre los seis imputados, cuatro hombres y dos mujeres, una de ellas menor en el momento del hecho. Hoy la actividad arrancará a las 8 cuando las partes realicen las réplicas en caso de querer hacerlo y la oportunidad para que los imputados digan sus últimas palabras antes del veredicto.

La representante del Ministerio Púiblico Fiscal, Verónica Simesen de Bielke, solicitó la pena máxima para los cinco mayores y responsabilidad penal para la joven M.L.M., mientras que las defensas pidieron la absolución por el beneficio de la duda. Una larga jornada se vivió ayer con los fundamentos de cada una de las partes, arrancó en horas de la mañana y terminó por la tarde.

La prueba más fehaciente que la fiscal y la querella presentaron fue un número importante de testimonios de testigos encubiertos -más de 15- y los más de 80 que pasaron por el banquillo al frente del Tribunal de la Sala VII. Para Simesen de Bielke, "todos y cada uno de los testigos refirieron que el móvil del crimen es el robo de droga", apuntó durante su alegato. "A estos gatos hay que cortarle las manos", recordó la investigadora respecto a lo que habría señalado Agero, según testigos, en forma previa a la desaparición de Daniela el 28 de febrero de 2017.

Según lo referido por los testigos a lo largo del debate, existe la sospecha de que M.L.M., alias "Gaturra", habría sido la autora del robo de una importante cantidad de droga, y quien acusó a Daniela como la culpable de dicho faltante. Desde entonces empezó a nacer un presunto plan para ejecutar a Daniela Guantay en pos de darle un escarmiento y, sobre todo, dejar un mensaje. La casa del Viejo Álvarez habría sido el lugar de tortura, ultraje y muerte de la víctima, a pesar de que los letrados defensores negaron dicha posibilidad.

El pedido de prisión perpetua de la fiscal y la querella, a cargo esta última de Gabriela Rodríguez y Pablo del Pino, fue para Julio César Monasterio, Norberto Silvestre, Carlos Alfredo Agero y Juan Reynaldo Álvarez, acusados por el delito de "homicidio triplemente agravado por mediar violencia de género, por ser perpetrado con ensañamiento y por concurso premeditado de dos o más personas; abuso sexual con acceso carnal agravado por el número, y calificado por la muerte de la víctima; tortura agravada por la muerte de la víctima, todo en concurso ideal, agravado por la participación de un menor de edad".

Simesen requirió también la máxima pena para Marisel Griselda Urzagaste por "homicidio doblemente agravado por ser perpetrado con ensañamiento y por el concurso premeditado de dos o más personas, tortura agravada por la muerte de la víctima, todo en concurso ideal agravado por la participación de un menor de edad". Por último, la funcionaria solicitó al tribunal que se declare penalmente responsable a "Gaturra", menor de edad al momento del hecho, como coautora de los delitos de "homicidio doblemente agravado por ser perpetrado con ensañamiento y por el concurso premeditado de dos o más personas, tortura agravada por la muerte de la víctima, todo en concurso ideal".

El cuerpo fue encontrado el 7 de marzo de 2017, en las márgenes del río Mojotoro, en la zona norte de Salta. Guantay fue atada a una silla donde se la interrogó por el destino de la droga sustraída, lastimada con elementos cortantes y abusada sexualmente, para luego amputarle las extremidades.

Informes psicológicos de los seis imputados

Durante su exposición, la fiscal hizo especial mención a los informes psicológicos de los seis imputados por los actos de inusitada crueldad perpetrados contra Guantay y por su falta de arrepentimiento a lo largo de todo el proceso.
La Fiscalía solicitó también que se giren al Ministerio Público Fiscal una serie de actuaciones por la posible comisión del delito de falso testimonio de cuatro testigos que comparecieron durante la audiencia de debate.
Los jueces pasaron a un cuarto intermedio para hoy y está prevista la lectura del veredicto. El hecho ventilado en el juicio comenzó a ser investigado el 4 de marzo de 2017 cuando la madre de Daniela radicó la denuncia por la desaparición de su hija.
La Sala VII del Tribunal de Juicio está integrada por Paola Marocco como presidenta y María Livia Carabajal y Francisco Mascarello como vocales. Los defensores son Martín D’Andrea (Urzagaste), José Ortín Fernández (Silvestre), Thelma Niederle, de la UDP 1 (Álvarez y Monasterio), Walter Clark, de la UDP 2 (Agüero) y Adolfo Sánchez Alegre (M.L.M.).    
En la segunda audiencia del juicio la madre de la víctima, Verónica Guantay, contó algunos detalles de lo ocurrido en marzo de 2017, y también reconoció que Daniela era una “consumidora” de droga, sin embargo “eso no les da derecho a matarla”, expresó al mismo tiempo que solicitó se haga “justicia”. Daniela Guantay, madre de tres hijos, conocía a quienes hoy son juzgados y, según su madre, se juntaba a consumir con Marisol, otra gente o a veces sola.
Hoy, a partir de las 8, los jueces del Tribunal darán inicio a la última audiencia con las réplicas entre las partes y la oportunidad de expresar sus últimas palabras antes del fallo a los imputados.    
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...