Semana negra: el temor a una recesión global vuelve a hacer crujir a los mercados

Arrastrados por el derrumbe de Wall Street ayer, el derrape no mostraba señales de pausa, con un temprano desplome de entre 2 y 3% en los principales mercados europeos, mientras que la búsqueda de refugio hacía caer hasta mínimos de récord el rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense, considerados tal vez como los activos más seguros del mundo.
Las esperanzas de que la epidemia generada en China pase en pocos meses y la actividad económica vuelva rápidamente a la normalidad se vieron golpeadas esta semana ante el aumento de casos a nivel internacional, que elevar el temor a que el mundo caiga en recesión.
Los expertos apuestan ahora a que la Reserva Federal (Fed) rebajará las tasas de interés el mes próximo, mientras que otros bancos centrales harán lo mismo para intentar librar a sus economías de los problemas y evitar una recesión mundial.

El índice mundial de acciones de MSCI perdía cerca de un 1% cuando abrió Europa y acumulaba un declive de casi el 10% en la semana, la peor desde octubre de 2008.

Europa

Las bolsas europeas abrieron hoy con retrocesos superiores al 3%, y en el inicio de los intercambios, el índice DAX 30 de la bolsa de Fráncfort perdía un 3,6%. Parecidos retrocesos registraban las plazas bursátiles de Madrid, París, Milán y Londres.
"Estamos en pleno pánico como modo de funcionamiento", afirmó Ipek Ozkardeskaya, analista de Swissquote Bank.
"La epidemia del coronavirus está golpeando a los mercados, y tendrá un impacto negativo mayor de lo esperado en las empresas y el crecimiento global", agregó.
Los valores de los sectores aéreos y del turismo figuraban entre los que mayores pérdidas registraban.

Estados Unidos

Wall Street se desplomó un 4,4% ayer, su mayor caída desde agosto de 2011. Las acciones estadounidenses han perdido un 12% desde que tocaron su récord máximo hace apenas nueve días, entrando en territorio de corrección. Hoy podría cerrar la peor semana financiera desde la crisis de 2008.
El índice de volatilidad CBOE, calificado a veces como el "índice del miedo", se disparó a 39,16, su cota más elevada en unos dos años, muy lejos del rango de 11-20 de los últimos meses.

Asia

En Asia, el índice regional de MSCI excluyendo Japón perdió un 2,7%, mientras que el Nikkei se desplomó un 4,3% por un aumento del temor a la cancelación de los Juegos Olímpicos de Tokio por el coronavirus.
La liquidación global golpeó a las acciones de China continental. El referencial CSI300 cayó un 2,9%, en camino a su primer declive en las tres últimas semanas.

Otros activos

Los precios del crudo languidecían en su nivel más bajo en más de un año, con un descenso acumulado del 12% en la semana la peor desde 2016, mientras que los principales metales industriales restaban entre 3% y 6%.
El atractivo de activos con ingresos garantizados impulsaba a los bonos de mayor grado. El rendimiento de la deuda estadounidense se hundía y el de los papeles referenciales a 10 años operaba al 1,247%, cerca de su récord mínimo del 1,241%.
Esta cifra está muy por debajo del retorno de las notas a tres meses, al 1,436%, lo que profundizaba la inversión de la curva de rendimiento. Históricamente, esta situación es un i ndicador fiable de recesión en Estados Unidos.

Agencias AFP y Reuters
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...