Crimen de  Daniela Guantay: "Mi hija conocía a  Marisol, al resto no"

Verónica Guantay, madre de Daniela, en diálogo con El Tribuno apuntó: "Estoy esperando nerviosa, lo único que esperamos es que se dé una sentencia justa por lo que le hicieron esto a mi criatura, a mi hija. Clamamos una sentencia justa para los asesinos más grandes de Salta. Nadie merece morir de la forma que murió mi hija, sufrí mucho todo este tiempo y tengo miedo, pero a la vez sé que tengo que enfrentarlo".

La madre de la víctima contó que el martes 28 de febrero de 2017 había estado charlando con su hija en su casa, "era de ir siempre, todos los días", y que le había comentado que no tenía para cocinarles a sus tres hijos y estaba esperando cobrar el 5 de febrero para comprar provisiones y también útiles para sus pequeños. "Le encantaba pasar tiempo con sus hijos, ayudar en comedores a los más chiquitos, era risueña, alegre y no le hacía daño a nadie".

Verónica tiene cinco hijos más, además de Daniela, "todos viven conmigo en mi casa de Juan Manuel de Rosas", actualmente también vive con sus tres nietos, hijos de la víctima, de 10, 8 y 5 años. "Este último es compartido con su otra abuela", contó la mujer. "La extrañamos mucho, si bien vivía a tres cuadras de mi casa iba prácticamente todo los días a vernos".

Respecto a los imputados y el vínculo que Daniela Guantay pudo haber tenido con ellos, su madre sostuvo que "no los conocía solo a Marisol -Marisel Griselda Urzagaste- que era su amiga -no de las más íntimas- pero después al resto mi hija no era amiga de ninguno; los pudo haber conocido de vista, del barrio", manifestó Verónica Guantay. La mujer niega que su hija tuviera algo que ver con la droga que se perdió, "me gustaría preguntarles por qué la mataron de esa forma tan salvaje y despiadada, ella no tenía nada que ver en el tema", insistió Guantay.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...