La fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, María Luján Sodero Calvet, en el marco de la investigación que lleva adelante por el homicidio de Abel Leonardo Guzmán, ocurrido en enero en Barrio Castañares, imputó a Rolando Maximiliano Alluza como autor del delito de intimidación pública y amplió la acusación por resistencia a la autoridad.

Alluza mantenía una relación de familiaridad con Guzmán y tras el homicidio, fue entrevistado por un medio de comunicación televisivo, donde manifiestó a viva voz que ”se lo juré a mi sobrino, que si sigo viendo prensa en la cuadra, les prendo fuego a todos los vecinos, a todos porque son los que se encargan de hacer diplomacia ...”.

La investigación por este hecho se inició como noticia criminis y tras la identificación de Alluza, se produjo su detención en la vía pública. Opuso resistencia y atacó con objetos contundentes a los efectivos intervinientes, por lo que se agravó la acusación.

Sodero Calvet fundamentó la acusación en que a partir de los dichos del imputado, se quebrantó la tranquilidad pública, ya que por el contenido de las declaraciones brindadas se generó alarma social en los vecinos de la zona y en los comunicadores, en razón de que este infundió manifiesto temor al afirmar que actuaría contra sus bienes y sus vidas si continuaba la transmisión de noticias sobre los hechos en cuestión.

Desde la Fiscalía se solicitó al Juzgado de Garantías interviniente su prisión preventiva.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...