Tras un video, hubo una inspección en Villa Las Rosas

Durante la mañana de ayer el fiscal penal 6, Marcos Ezequiel Molinati, se acercó al penal de Villa Las Rosas para verificar el funcionamiento y la adopción de medidas sanitarias preventivas por el coronavirus. La visita del funcionario judicial obedeció a la viralización de un video que trascendió 24 horas antes, imágenes que hicieron cinco reclusos desde una celda en el pabellón "A". Según pudo confirmar El Tribuno, los internos fueron sancionados y aislados del resto de la población carcelaria.

Los reclusos que se expusieron en el video, pidiendo mejoras en la higiene, comida y atención médica en la Unidad Carcelaria N§ 1, son dos internos condenados por robo, ambos habían solicitado la libertad condicional, que les fue denegada, según pudo saber El Tribuno a través de fuentes oficiales. Sin embargo, disconformes con lo ocurrido, decidieron "hacer ruido" y grabar un video donde expusieron sus peticiones.

Sobre el final del relato de ambos reos, uno de ellos se encarga de señalar que en caso de no obtener respuestas podrían tomar medidas de fuerza. Esto último quedó descartado por parte de la institución y los organismos de seguridad a cargo. Los dos protagonistas del video, más otros tres reclusos, fueron sancionados por lo ocurrido, dado que violaron una de las prohibiciones, como hacer uso de teléfono celular allí adentro y viralizar el video.

Tras lo ocurrido, el jueves durante el horario de visitas -que fueron restringidas para prevenir en el marco del coronavirus- cerca de las 14.30 cinco internos, también del pabellón "A", intentaron subir al techo del penal en Villa Las Rosas. Según trascendió, lo hicieron a modo de protesta por las peticiones que no fueron escuchadas. Mientras cuatro de los reos permanecían abajo, uno estaba trepando cuando fue descubierto por un guardiacarcel, que logró evitar el ascenso y disuadirlos de continuar con la situación. El reo que intentaba subir fue identificado como Fabián Castillo.

Las medidas adoptadas en el marco del COVID-19 fueron escasas, no solo para con la población carcelaria sino también hacia el personal de la Unidad Carcelaria, que hace muchos años se encuentra superpoblada.

Si bien desde las instituciones estatales intentan llevar calma ante la situación suscitada en el penal, es una realidad que ocurren anomalías y situaciones atípicas de manera permanente. En muchos casos los reclusos suelen aprovechar el contexto sociale para llamar la atención y obtener ciertos beneficios.

Personal de guardia, sin comer

Según confiaron, los guardias no reciben el mismo trato que los “administrativos”.

En medio de la pandemia la incertidumbre es general y todos intentan obtener las mismas prevenciones y cuidados para evitar la propagación del nuevo virus. En ese sentido, el personal encargado de hacer las guardias en Villa Las Rosas parece no haber recibido ninguna modificación en su modalidad laboral, a diferencia de otras áreas.

Además, los guardiacárceles mantienen la medida de no almorzar ni cenar adentro de la unidad carcelaria dada la falta de insumos que existe. Según señalaron, al ingresar reciben solo dos barbijos para toda la jornada.

Acerca de la visita realizada por el fiscal Molinati, fueron individualizados un total de 119 reclusos considerados en situación de riesgo por el coronavirus. Algunas de las medidas que tomarán sobre esta porción de la población serán: los internos de más de 60 años serán aislados del resto de los reclusos; el resto de los internos en situación de riesgo serán controlados a diario por personal sanitario del penal; adentro del penal se instalará un pabellón médico y dispusieron que las visitas serán solo por familiares directos, entre otras medidas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...