Palacio hizo de su casa su mejor “ring”	 y sueña a lo grande

Durval Elías Palacio dejó de ser una promesa del boxeo salteño para empezar a construir su camino lleno de sueños. 
Luego de afrontar su última pelea en marzo en el Delmi frente al bonaerense Emiliano David “El Búfalo” Silguero, a quien derrotó por KO en el quinto round, Palacio tuvo que frenar su actividad debido al coronavirus.
Al cerrarse los gimnasios y ante la imposibilidad de entrenar en un ring “El Bombardero”, como lo apodaron en el ambiente pugilístico, tuvo que improvisar en su casa para seguir en buen estado físico.
“A mí me cerraron los gimnasios y en lo personal me resta porque yo necesito mantener mi condición física. Pero no me quedé quieto, si me tiraba a dormir todo el tiempo me perjudico, no quiero perder ritmo y le encontré solución. No me iba a quedar con las ganas”, sostuvo Palacio quien comentó que fue lo que hizo para seguir entrenando: “En mi casa hice la plataforma con mi hermano Carlitos, ya tenía una bolsa, también la pera cielo y tierra. También tengo una bicicleta fija, tengo que colocar unas barras, estoy comprando cosas por Mercado Libre, no quiero dar ventajas cuando vuelva todo a la normalidad”.
Recorriendo su camino, Durval Palacio se refirió a sus inicios y los torneos que pudo conquistar. 
“A los 14 años empecé a entrenar con Manuel Medina. A mi papá le gustaba el boxeo y yo miraba las peleas con él. Al principio lo mío era pelear en la calle o en todos lados pero entrar al boxeo me hizo bien, me aprendí a controlar y a tener otra conducta en la calle”, contó.
Con respecto a su trayectoria recordó: “A los 17 años gané mi primer campeonato de los barrios. Me pusieron ‘El Bombardero’, porque hablaba mucho antes de pelear, decía que iba a meter una bomba de derecha y en el gimnasio me bautizaron así. En el 2009 gané mi segundo torneo, organizado por el diario El Tribuno, ya con 19 años y lo gané en categoría mediano”.
El próximo 12 de julio Palacio cumplirá 30 años y sabe que el tiempo es clave para sus aspiraciones.
“Empecé mi carrera profesional y estoy invicto, ahora estoy en categoría semipesado pero tengo ganas de empezar a pelear en supermediano. Me voy a poner más veloz. Nosotros teníamos pensado pelear en Salta, traer a los mejor de la Argentina y que el espectáculo se quede en la provincia, si no tendré que salir a pelear afuera, pero acá la gente es pasional, concurre al estadio, consume mucho boxeo. En mayo ya tenía una pelea pautada pero con todo esto habrá que esperar, de todas maneras yo le peleo a cualquiera”, señaló el púgil.
En su preparación, Palacio está rodeado por varias personas que lo ayudan en diferentes aspectos.
“Francisco Soria es mi entrenador en la parte de boxeo y la parte física la hago con Roberto Salomón y Ramiro Farfán. Mi familia está compuesta por mis cuatro hermanos y mi mamá. A los 12 años perdí a mi viejo, pero mi tío Pedro (hermano de su padre) va a verme en todas las peleas y es como que estaría mi viejo también. Sin lugar a dudas que la parte más importante la cumple mi mamá, es la que más me apoya en el boxeo, apuesta por mí, me ayuda con las dietas, la que me ayuda con el trabajo”, agregó.
Como todo boxeador, sueña con grandes cosas y quedar en la historia de su disciplina.
“Mi sueño es ser campeón del mundo pero primero a corto plazo quiero el título argentino de los semipesados o supermedianos, a eso apunto yo y después desafiar a los campeones sudamericanos y cumplir el sueño de ser campeón del mundo”. 
Por último, Durval le dejó un mensaje para la gente que continúa en cuarentena.
“A mí no me gusta dejar de aprender, siempre busco qué hacer, con eso me entretengo, a la gente le digo que no dejen de aprender nada, todo el tiempo hay cosas para hacer más allá de estar encerrados. Estoy aprendiendo a tocar la guitarra, a jugar ajedrez. Seguramente esto pasará, debemos tomar los recaudos necesarios, tener una buena alimentación y hacer actividades físicas es muy saludable para el cuerpo y para la mente”.

  • Sus números en el boxeo

Durval Palacio debutó a los 14 años en el campo amateur. Realizó 54 peleas, ganó 50, empató en 3 oportunidades y sufrió tan solo una derrota.
Al pasar a la categoría profesional ya lleva 9 combates. Ganó en todas sus presentaciones y seis por la vía rápida. Entre los adversarios que enfrentó estuvo Javier “La Cobra” Mamaní, al que venció por puntos en abril del 2018.
Como dato, Durval Palacio también hizo inferiores en Pellegrini ya que nació y vive actualmente en Villa Cristina.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...