Metán: pocos  clientes y reapertura  de bares con restricciones.

En medio de la crisis económica desatada por la pandemia del coronavirus y luego de 60 días de cuarentena, el lunes pasado volvieron a abrir algunas confiterías de San José de Metán.

"Gracias a Dios ya pudimos abrir, pero la gente no está concurriendo. Los motivos deben ser el factor económico y el temor por el COVID -19, debido a que todavía no terminó la cuarentena", dijo Walter Leal, quien es propietario de un local de ese rubro, ubicado en el centro de la localidad.

En la mañana de ayer, solamente había en su confitería un cliente tomando café, que leía El Tribuno y dialogaba con un conocido lustrabotas metanense que es hipoacúsico, quien también se ve perjudicado por el escaso movimiento.

"Todo cambió por esta situación de emergencia sanitaria. Nosotros abrimos luego de 60 días durante los que seguimos pagando alquiler, los impuestos, los servicios y al personal", destacó.

"Continuamos aguantando como podemos hasta que podamos volver a la normalidad. Tampoco pudimos obtener los promocionados créditos del Gobierno, como muchos comerciantes de distintos rubros que tampoco pudieron acceder", indicó.

El Comité Operativo de Emergencia de Metán (COE), luego de una reunión con propietarios de locales gastronómicos, informó que podrán abrir sus puertas de 9 a 20 horas, de lunes a domingo, pudiendo luego de este horario seguir funcionando con la modalidad de ventas delivery, hasta las 0 horas.

Desarrollarán sus actividades respetando las medidas de protección sanitaria pertinentes: uso obligatorio de barbijo del personal y clientes, distancia social, sin concentración de personas. El local deberá ser desinfectado regularmente y disponer de alcohol en gel o solución de agua con alcohol para la manos.

"Los establecimientos gastronómicos podrán utilizar solo el 50% de su capacidad operativa, pudiendo concurrir únicamente personas con residencia en el municipio. En cada mesa podrán sentarse cuatro personas, salvo el caso de grupos familiares primarios, siendo recomendable que en un espacio de 10 metros cuadrados estén 4 personas como máximo. La distancia entre mesas deberá ser de un metro y medio", dispusieron desde el COE.

Pero hay otras confiterías que se encuentran a la vera de la ruta nacional 9/34, que por ahora, no van a abrir sus puertas. "Tenemos que cuidarnos entre todos, principalmente a las personas que trabajan con nosotros y a los vecinos, teniendo en cuenta la ubicación de nuestro local. En Metán no hay coronavirus y hemos decidido esperar que pase esta situación para retomar nuestras actividades", dijo Luciana Conta, quien es propietaria de uno de los comercios más concurridos de la localidad.

Flexibilización

Por otra parte, el intendente José María Issa y miembros del Comité de Emergencia Sanitaria, se reunieron con el presidente de la Cámara de Comercio, Adrián Mangini, y comerciantes para analizar la flexibilización de la actividad que lleva ya, dos semanas vigente en la ciudad.

Comerciantes y consumidores deberán reforzar las medidas preventivas: uso obligatorio de barbijo y respetar las distancias. Mientras que por parte de los comercios la atención debe ser a puertas cerradas, de 9 a 13. y de 16 a 20 ho ras o en horario corrido.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...