Estudiantes se unen para pedir mejores condiciones para el regreso a clases

No solo las autoridades del Ministerio de Educación y los docentes están pensando en cómo sería la vuelta a clases en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus. Los estudiantes también lo hacen, ya que son quienes experimentan en primera persona la dificultad para aprender sin tener las instituciones abiertas y a sus profesores y compañeros en las aulas.
A las 11, jóvenes se congregaron en la plazoleta Cuatro Siglos y convocaron a estudiantes de todos los niveles a sumarse a una coordinadora para decidir en conjunto cuál es la mejor forma de volver a las aulas y cuáles son los requisitos necesarios para que “nadie se quede afuera”, como plantea el lema que eligieron para esta jornada.
Mañana, a las 18.30, harán una asamblea abierta por Google Meet. Quienes quieran participar pueden comunicarse con Florencia Ruiz (387.485.4559) o con Nahuel Riquelme (387.619.4300).
Al hablar con El Tribuno, los jóvenes evaluaron que ven difícil la vuelta a clases en colegios, terciarios y universidades a medida que aumentan los casos de COVID-19. 
Plantearon que hay situaciones históricas que no permiten cumplir con las medidas de bioseguridad que se requieren en este momento, como aulas superpobladas, pocos edificios y pocos docentes. 
Opinaron que la falta de materiales de estudio y el escaso acceso a becas complicarán el regreso a miles de salteños. 
Consideraron que el acompañamiento virtual que intentaron hacer las instituciones educativas desde mediados de marzo dejó fuera del cursado a miles de estudiantes.
Observaron que los problemas para garantizar la continuidad educativa se relacionan no solo con la desigualdad en el acceso a dispositivos tecnológicos o a Internet, sino también con la dificultad para lograr aprendizajes significativos en el contexto de la emergencia sanitaria.

Más comisiones y becas
“No están dadas las condiciones para volver, menos en institutos terciarios, en los que cursamos con los secundarios”, manifestó Florencia Ruiz, quien estudia el profesorado de física en el Instituto Superior del Profesorado de Salta (ISPS) Nº 6005. 
Comentó que están aumentando los casos de COVID-19, aún no hay protocolos definidos y los cursos tienen muchísimos alumnos. Por eso, consideró que sería bueno que se abran más comisiones y se incorporen docentes.
La joven pidió que se facilite el acceso a becas y que estas aumenten en cantidad y en monto para los estudiantes que tienen trabajos precarios y a los que en el marco del distanciamiento social preventivo y obligatorio se les hace difícil la supervivencia.
Ruiz valoró que la directora general de Educación Superior, Elizabeth Carrizo, escuchara el pedido de los estudiantes autoconvocados y suspendiera la correlatividad entre las materias del primer cuatrimestre y las del segundo. 
La joven reiteró el pedido de reincorporación de los preceptores despedidos en el ISPS.

Más presupuesto
“La discusión que queremos dar es en qué términos y condiciones vamos a volver a cursar, teniendo en cuenta el contexto de la pandemia, las medidas de bioseguridad y el distanciamiento social”, manifestó Nahuel Riquelme, quien estudia Ciencias de la Educación en la Universidad Nacional de Salta (UNSa) y es consejero directivo de la Facultad de Humanidades.
El joven consideró que los requisitos que se imponen en este momento no se pueden cumplir debido a la “precarización histórica del presupuesto universitario”. Se refirió a aulas superpobladas y a docentes con cientos de alumnos a cargo. Denunció el acuerdo que habrían hecho los rectores de universidades nacionales con el Gobierno para que los fondos destinados a ellas fueran para salud.
Riquelme recordó que a los estudiantes de la Universidad Católica de Salta, que esta semana comenzaron a rendir exámenes de manera presencial, no se les garantizó el boleto gratuito ni el viaje en transporte público.    

Buscan que miles de chicos no queden libres

Los jóvenes evaluaron las dificultades que atraviesan los estudiantes al intentar mantener la escolaridad por plataformas virtuales. 
“Es imposible aprender de un pdf”, opinó Florencia Ruiz y señaló que “la lucha sigue para que miles de chicos no pierdan el cursado y no queden libres”.
“Muchos estudiantes no estamos organizados. Casi no hay centros de estudiantes. Queremos impulsar esa lucha en común”, expresó la joven.
Nahuel Riquelme consideró que “la virtualidad fracasó” en el intento de sostener la continuidad educativa y observó que “muchísimos estudiantes quedaron afuera”. 
Si bien en la UNSa aún no comenzaron las clases formalmente, muchas cátedras buscaron dar las materias mediante plataformas digitales.
Contó que en una cátedra de primer año en la que es docente adscripto había 400 inscriptos y solo 30 cursan de manera remota. 
La Coordinadora de Estudiantes de Salta pidió que se suspendan las correlatividades en todas las facultades y terciarios en el contexto de la pandemia, que se extienda la regularidad para todos los estudiantes y que se elimine la asistencia obligatoria.
Solicitaron que se valore la virtualidad sin perjudicar a los que no pudieron cursar y que se vuelvan a cursar todas las materias cuatrimestrales.
Pidieron que las instituciones privadas no aumenten las cuotas ni cobren intereses y que se reduzca la cuota presencial.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...