Parrilli comparó a Jorge Lanata con el represor Astiz

El senador del Frente de Todos Oscar Parrilli dijo que el periodista "Jorge Lanata es al periodismo lo que (Alfredo) Astiz fue a los derechos humanos", en referencia al máximo símbolo de la represión ilegal de la dictadura. A la vez, que el ex titular de la AFI afirmó que el periodista Luis Majul es "un agente de inteligencia inorgánico" y criticó nuevamente al miembro de la Corte, Ricardo Lorenzetti.

"Lanata es al periodismo lo que (Alfredo) Astiz fue a los derechos humanos", afirmó el ex secretario general de la Presidencia en una infundada comparación del periodista con el represor condenado por delitos de lesa humanidad.

El ex secretario general de la Presidencia consideró que Majul era "parte del operativo" de espionaje ilegal del gobierno de Mauricio Macri, y lo definió como "un agente de inteligencia inorgánico, fue un (Marcelo )D'Alessio más", en declaraciones a la radio El Destape.

Parrilli relató: "Yo pedí (al juez federal Marcelo Martínez Di Giorgi) los mails de Majul para saber quién le entregó las escuchas telefónicas mías y de Cristina. Majul hizo tareas de inteligencia, está vedado por la Ley". El senador nacional, deslizó que existe "una lista de periodistas además de Majul" entre los que nombró al conductor de Canal 13, Lanata, a su colega de TN, Nicolás Wiñazki, y a Daniel Santoro.

Luego en declaraciones a Télam afirmó que los responsables del espionaje ilegal de la gestión de Cambiemos deben ser "condenados con pruebas" para no ser "víctimas de una condena mediática" como le sucedió a la ex presidenta Cristina Fernández y a su entorno y afirmó que "no todos en el PRO ni todos los radicales son delincuentes".

Parrilli está procesado en la causa por el encubrimiento de cinco iraníes a través de la firma del Pacto con Irán y está mencionada en las "escuchas del Operativo Puf", como uno de los que dio la luz verde para hacer la maniobra de forum shopping y llevar la denuncia contra Marcelo D'Alessio ante el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla. Parrilli, como miembro de la Comisión Bicameral de Inteligencia, acusó a Lorenzetti de haber dado un supuesto consentimiento para que se difundan las escuchas de los ex funcionarios K presos en Ezeiza en las que preparan el operativo Puf, tal como la bautizó el diputado K Eduardo Valdes.

Además, en las escuchas por el encubrimiento de la fuga del traficante de efedrina, Ibar Pérez Corradi, al Paraguay se registró la conversación en que la ex presidenta le dice: "Soy Cristina, pelotudo".

"No hay que culpar a todo el PRO ni a todos los radicales de todo, de ninguna manera, no son todos delincuentes, pero sí hay que decir quiénes fueron los responsables Macri, Arribas, Majdalani, Irurzun, Lorenzetti, Garavano, Bullrich, Peña y Bonadio", sostuvo Parrilli.

El senador responsabilizó por el espionaje al ex presidente Mauricio Macri, a sus ministros Marcos Peña, Germán Garavano y Patricia Bullrich; al ex juez Claudio Bonadio; a los ex jefes de Inteligencia, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, y al juez de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti entre otros.

Parrilli aclaró que su meta es que "se los condene con pruebas" y no mediante una persecución mediática como asegura le ocurrió a la actual vicepresidenta y a su entorno al ser acusados, según dijo, sin elementos veraces.

"A nosotros nos condenaron mediáticamente. No quiero que hagan con ellos lo que hicieron con nosotros, quiero que tengan el derecho a la defensa", subrayó.

Sobre las detenciones de hoy en la causa en la que se investiga el espionaje ilegal, Parrilli consideró que la punta del ovillo de todo el entramado fue una denuncia que la ex jefa del Estado presentó en 2017 pero que fue "cajoneada" por la Justicia por la denuncia de espionaje sobre el Instituto Patria que coincide con una autorización del juez federal de Lomas de Zamora Federico Villena a la AFI para que realicen "tareas de cercanía" sobre la ex presidente por las amenazas del G20.

"Cristina hizo en 2017 una denuncia por espionaje y persecución por todo lo que estaba ocurriendo y esa denuncia quedó en un cajón de Comodoro Py y corrió la suerte del sueño de los justos", explicó.

El ex secretario general de la Presidencia aseguró que estaban al tanto de que "había espionaje y persecución contra Cristina y su familia y varios de sus integrantes pero ahora se ha demostrado que no era solamente contra nosotros y que incluso ha llegado hasta ellos mismos".

"Se han espiado hasta entre ellos, la lista va a ser interminable", aseveró.

Parrilli cuestionó también a periodistas al asegurar que algunos de ellos fueron parte del entramado montado para perseguir opositores.

El senador señaló en particular a Jorge Lanata y a Luis Majul como parte de lo que definió como "el periodismo de guerra" que avaló "una metodología" implementada por el gobierno de Cambiemos.

Sobre Luis Majul, el legislador sostuvo que se trata de "un instrumento nefasto" en el engranaje del espionaje ilegal y declaró que para el esclarecimiento de los hechos es necesario "saber quién le dio documentación".

"Majul es un personaje nefasto, pequeño, lo que yo quiero saber es quien le dio la documentación, el fue un instrumento, fue utilizado", sostuvo.

Sobre Lanata, el conductor del programa Periodismo Para Todos de Canal 13, Parrilli sostuvo que "le vendió el alma al diablo hace muchos años y, se vistió de periodista para hacer espionaje, y para llenarse de plata".

Parrilli señaló también a la Corte Suprema de Justicia como responsable de la difusión de escuchas ilegales y en ese sentido aseguró que el juez Ricardo Lorenzetti "tiene que dar explicaciones".

"Hay un nivel de filtraciones y corruptela. Es saludable que lo antes posible salga la media sanción de la Cámara de Diputados para que se apruebe el traspaso del manejo de las escuchas nuevamente a la órbita de la Procuración General de Justicia", agregó.

Fuente Clarín

Aparecen

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...