El sector hotelero agoniza y pide una  ayuda urgente para subsistir

Los hoteles están agonizando. En estos días se empezó a ver en la fachada de varios de esos establecimientos, sobre todo los de la capital salteña, carteles con el símbolo de luto, como una advertencia de la dura realidad que está atravesando el sector por las consecuencias de la pandemia de la COVID-19.

"Es una forma de mostrar la crisis y la necesidad imperiosa que existe para que se aprueben leyes de emergencia económica para el turismo tanto a nivel provincial como nacional", explicó a El Tribuno el presidente de la Cámara Hotelera, Gastronómica y Afines de Salta, Eduardo Kira.

Solo en la ciudad de Salta hay poco más de 11 mil plazas y más de 20 mil en la provincia (camas, las matrimoniales cuentan por dos) disponibles para el turismo, de acuerdo a datos del Gobierno. Desde que arrancó la emergencia sanitaria en el país, a fines de marzo, el nivel de ocupación en los hoteles es prácticamente nula. Los complejos residenciales solo tienen gastos y casi ningún ingreso económico.

La apertura del turismo interno desde la segunda semana de junio fue un pequeño aliciente para ese sector.

"Es muy poco el ingreso que puede generar el turismo interno para los hoteles, que solo pueden trabajar los fines de semana y feriados, pero la ocupación es mínima", dijo Kira.

Para tener una dimensión, el dirigente empresarial señaló que en las épocas altas, sin pandemia, el turismo interno significaba el 15% de los pasajeros de los alojamientos salteños.

En cuanto a la ayuda que pudo representar el uso de hoteles por parte del Gobierno provincial para alojar y controlar a las personas que volvían a Salta y tenían que hacer cuarentena, Kira dijo que los ingresos que la medida generó fueron "insignificantes".

Recalcó, además, que resulta fundamental la ayuda para pagar los sueldos de los empleados turísticos con el programa nacional de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), pero remarcó que igual "no alcanza".

"Si no se toman medidas urgentes de ayuda vamos rumbo a desaparecer", dijo el directivo.

Una solución

Para la semana próxima está previsto en la Legislatura salteña el tratamiento del proyecto de ley de emergencia económica para el sector turístico que elaboró el Ejecutivo provincial junto a la Cámara de Turismo de Salta.

El titular de esa institución, Carlos Eckhardt, explicó a este diario que esa norma daría previsibilidad al sector turístico, en el que todo gira bajo esa condición de anticipación.

"Hay en la ley tres puntos que son vitales, el primero es la exención en ingresos brutos e impuesto al sello hasta fin de año, y a partir de 2021 el 50% de diferimiento para empezar a pagar en 2022", detalló el empresario.

También se refirió a la creación de un fondo de garantías. "Hasta ahora todos los ATP van directamente vinculados a la grilla salarial, pero el empresario que genera trabajo no tiene contención en este momento, los créditos que llegaron gestionados por la Provincia a través del CFI han sido mínimos los que han podido salir. Si logramos esa autonomía para poder tomar un crédito con garantía de un fondo de la Provincia esa situación variaría", indicó.

"Y, por último, la negociación con los servicios públicos, no queremos que nos generen ningún tipo de subsidio al respecto, pero sí un diferimiento para pagarlo el año que viene", agregó.

En Nación

En la comisión de Turismo de la Cámara de Diputados de la Nación obtuvo dictamen de mayoría un proyecto que prevé medidas de "auxilio" al sector turístico, sobre la iniciativa de Juntos por el Cambio que buscaba declarar directamente la emergencia de la actividad.

La modificación fue impuesta por el oficialismo.

Para que el proyecto llegue al plenario de la Cámara aún debe pasar por las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Defensa del Consumidor, que lo debatirían la próxima semana.

La principal diferencia entre ambos textos es que el del oficialismo prevé el auxilio para la actividad a través de sistemas de promoción pospandemia y de incentivos para el desarrollo de infraestructura, y el de Juntos por el Cambio pedía la emergencia basada en la condonación y/o en la postergación del pago de impuestos.

El proyecto del Frente de Todos se denomina "Plan de auxilio, capacitación, infraestructura y promoción del turismo nacional", y regiría hasta el 31 de diciembre, prorrogable por 180 días.

El diputado kirchnerista Fernández Patri, representante de Formosa, reconoció que originalmente presentó un proyecto que contemplaba la emergencia, pero aclaró que desde entonces "se implementó una serie de medidas generales que ha ayudado también al sector turístico".

"Se ha dicho que desde hace 120 días no reciben ayuda, y por ejemplo los ATP ayudaron a un 70% del sector", remarcó. Y agregó: "Ingresó un proyecto de ampliación de la moratoria impositiva, por lo que el turismo está dentro de esa norma general".

Afirmó que "desde el Ministerio de Turismo se implementaron programas que están llegando a la totalidad de las provincias".

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...