Más del 30% de los contagios en el país se detectaron en los últimos 10 días

Hasta ayer más del 30 por ciento de los casos de COVID-19 registrados en el país desde el inicio del brote se detectaron en los últimos 10 días, siendo -según cifras oficiales- 97.509 el total de infectados hasta el momento y 1.810 las personas fallecidas a causa del virus.

El pasado 1 de julio los casos acumulados en el país sumaban 67.197, es decir 30.312 menos que ayer: esos pocos más de 30 mil contagios representan un 31 por ciento del total actual de infectados.

Ayer por la noche el Ministerio de Salud reportó 3.449 nuevos casos positivos de coronavirus en el país, por lo que se acumulaban 97.509 contagios, mientras que se informó sobre 23 decesos por la enfermedad, por los que sumaban 36 en las últimas 24 horas.

El total de fallecidos por la pandemia en la Argentina era de 1.810, según el reporte vespertino de la cartera sanitaria.

Entre los últimos 23 decesos confirmados se encontraban los de once hombres, 6 de 79, 91, 73, 102, 82 y 78 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; 5 de 89, 75, 54, 80 y 71 años, residentes en la Ciudad de Buenos Aires (CABA).

También se incluyen doce mujeres, ocho de 98, 76, 67, 79, 95, 70, 97 y 84 años, residentes en la provincia de Buenos Aires, y cuatro de 79, 80, 56 y 98 años, residentes en CABA). .

En el reporte matutino se habían informado otros 13 decesos: se trata de cinco hombres de 72, 87, 78, 77 y 45 años, residentes en la provincia de Buenos Aires; tres de 69, 64 y 65, de la Capital Federal; uno de 83, de Chaco, y cuatro mujeres: dos bonaerenses de 65 y 66 años; una porteña de 91, y una de 86, de Chubut.

Las personas contagiadas de coronavirus internadas en terapia intensiva eran 701, mientras que por la mañana se había informado de un total de 41.408 infectados que habían sido de dados de alta.

El porcentaje de camas de Unidad de Terapia Intensiva (UTI) en todo el país ascendía a 51,2 por ciento, pero en el caso del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) ese guarismo ascendía a 58,2.

De los 3.449 últimos contagios reportados, 2.113 se habían originado en la provincia de Buenos Aires, donde ya se acumulan 52.208, y 1.051 a CABA, que suma un total de 37.581, mientras que en Chaco se produjeron 56 nuevas infecciones, por lo que eran 2.522 en total.

Del total de casos acumulados, los de origen en transmisión comunitaria ya representan un 48 por ciento, con un total de 46.824; los contagios por contactos estrechos eran un 33,4 por ciento (32.616), mientras que los que tienen antecedentes en un viaje ya se reducían a apenas 1,1% (1.080).

Los barrios porteños

Nueve barrios porteños concentran el 60% de los casos del nuevo coronavirus (un total de 21.048), siete de ellos ubicados en la zona sur del distrito, con las comunas 1, 4, 7 y 8 como las más afectadas por contagios, según el boletín epidemiológico de la Ciudad divulgado ayer.

Flores sigue liderando el ranking de los barrios con más infectados, con 4.454 casos activos, y completan la lista Retiro (3.123), Villa Lugano (3.104), Barracas (2.778), Balvanera (2.172), Villa Soldati (1.728), Palermo (1.292), Almagro (1.240) y Nueva Pompeya (1.157).

Flores tiene el 13% de los enfermos de COVID-19 del distrito, con casi la mitad de los casos en el barrio Padre Ricciardelli (ex Villa 1.11.14), que supera los 2.000 contagios.

Analizan flexibilizaciones en el AMBA

Fuerte cruce entre la Ciudad e intendentes por la próxima fase.

De cara a una semana decisiva, intendentes del conurbano bonaerense y funcionarios del Gobierno porteño cruzaron ayer opiniones sobre cómo debería continuar el aislamiento social y obligatorio a partir del viernes 17, cuando culmina la fase más estricta en el Área Metropolitana (AMBA), donde se ubica el principal foco de contagio de coronavirus en el país.

Tras conocerse un documento preliminar de la ciudad de Buenos Aires con un esquema de flexibilización de la cuarentena en distintas etapas a partir del 18, varios intendentes peronistas de los municipios bonaerenses que integran el AMBA advirtieron sobre posibles riesgos de que la ciudad gobernada por Rodríguez Larreta avance por ese camino. El vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, buscó llevar tranquilidad e insistió en que las decisiones se toman en el marco de una “estrategia conjunta” con la provincia de Buenos Aires, aunque con una “táctica diferenciada”. El borrador del plan de la Ciudad que se conoció contempla un esquema de flexibilización, que incluiría la reapertura de comercios barriales, el permiso para la actividad física al aire libre y la ampliación a toda la semana para los paseos recreativos con niños.

Tanto Santilli como el jefe de Gabinete del gobierno porteño, Felipe Miguel, aclararon que se trata de un documento sobre el que trabajan los equipos técnicos porteños -previo a las reuniones que mantendrán con el Gobierno nacional y bonaerense la próxima semana- pero que serán decisivos los números sanitarios y epidemiológicos de la semana para avanzar en una apertura o no. Ante la posibilidad de flexibilización, el Conjunto de Operaciones de Emergencia de La Matanza dio un informe de gestión en el que expresó su “preocupación”, y solicitó que “se tomen decisiones en forma conjunta” entre la Ciudad y la Provincia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...