Prisión perpetua para el hombre que mató a Di Marzo

El jueves de la próxima semana se conocerán los fundamentos de la prisión perpetua que ayer, en la Sala IV del Tribunal de Juicio, se dio a conocer contra José Gustavo Gareca, el hombre de 46 años a quien el magistrado Roberto Faustino Lezcano encontró culpable del delito de homicidio agravado por mediar violencia de género. El fallo se suma a otros pocos donde la figura del femicidio agravó la pena del imputado cuando la víctima es una trans, en este caso Mirna Antonella Eva Di Marzo era legalmente una mujer.

Di Marzo fue salvajemente golpeada afuera del boliche Caribe, en General Gemes, durante la madrugada del 21 de octubre de 2018 y falleció tres meses después, el 27 de enero del año pasado, producto de los golpes recibidos. La última audiencia, y en general las audiencias llevadas a cabo en el Salón de Grandes Juicios, fue atípica dado que se desarrolló en el marco de la pandemia del coronavirus que obliga a realizar la actividad bajo los protocolos establecidos. En ese sentido, desde el primer día del juicio los testigos declararon a través de videoconferencia.

Después de escuchar los alegatos de las partes, el juez le dio la oportunidad al imputado de pasar al frente y decir sus últimas palabras antes del tiempo de deliberación y la posterior lectura del fallo. José Gustavo Gareca decidió hablar y pasó al frente del tribunal. En su oratoria confirmó haber estado en el boliche esa noche pero dijo que al salir se dirigió directamente a su casa. Gareca apuntó que a Antonella Di Marzo no la conocía y expresó ser inocente.

En sus dichos para fundamentar el pedido de prisión perpetua para Gareca, el representante del Ministerio Público Fiscal, a cargo de Ramiro Ramos Ossorio, sostuvo que se trató de un femicidio no vinculante por la manera y el sector -rostro- en que el asesino golpeó a su víctima.

El investigador sentó la teoría de que, antes o después de salir de la disco Caribe, Di Marzo y Gareca mantuvieron relaciones sexuales, con lo cual el detonate que provocó la ira y violencia en el penado fue haberse enterado de que la víctima era portadora de una enfermedad terminal.

Para la defensa de Gareca, a cargo del doctor Walter Clark, no se encontró el grado de certeza necesario para tamaña acusación, desacreditó los dichos de varios testigos que en ese momento tenían algún tipo de vínculo en pos de defender los intereses civiles del boliche bailable, culpó a la Policía y la Brigada de Investigaciones por el mal accionar y puso el acento en varias contradicciones que habrían mantenido los declarantes en la causa.

El defensor solicitó la nulidad de las declaraciones de Esther Terrazas y Samanta Morales, las testigos que confirmaron la identidad de Gareca en la escena del crimen. Sin embargo, su pedido fue rechazado por el juez por ser improcedente y extemporáneo.

José "Flaco" Gareca seguirá preso en Villa Las Rosas.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...