Suspendieron celebraciones por la Virgen de Urkupiña en Salta

 

Suspendieron por este año todas las celebraciones populares por la Virgen de Urkupiña que se hacen tradicionalmente el 15 de agosto en Salta. El Comité Operativo de Emergencia (COE) decidió suspender las misas, las procesiones y hasta la bendición de autos para hoy. 

Cada año, diversos templos católicos de Salta, como el de la Santa Cruz, El Pilar o La Aparecida de Vaqueros, se inundaban de colores, música, fuegos artificiales y danzas de los fieles devotos de la llamada Mamita de Quillacollo.

Este año, por la pandemia del coronavirus, las decisiones especialmente dirigidas desde la Dirección de Culto y del COE fueron suspender todo tipo de actividades que aglutinen a personas. 

La Virgen de Urkupiña en Salta cuenta con una importante cantidad de fieles. Desde el 15 de agosto comienzan las celebraciones en su honor entre las familias de salteños y residentes bolivianos. Los festejos, en algunos casos, se extienden inclusive hasta noviembre. Morenadas, tinkus y caporales son las frecuentes postales en las calles de las ciudades y pueblos de toda la provincia para esta época.

La veneración a la Virgen de Urkupiña se ha convertido en la última década en una de las expresiones religiosas más populares de Salta. La tradición llegó desde Bolivia, donde del 14 al 16 de agosto se recuerda la aparición de la Virgen a una pastorcita, en Quillacollo, Cochabamba.

Entre el jueves y viernes, el padre Javier Mamaní, cura de la parroquia El Pilar, recibió un correo electrónico de las autoridades provinciales en el que le pedían restringir todo tipo de concentraciones populares. 

 

En la misiva virtual el COE le “sugiere” la realización de misas online y que “desaliente” la concurrencia de los fieles para cumplir con la reglamentación del DNU nacional, que está vigente para la prevención de la COVID-19.

Se conoció que la comunidad de fieles de El Pilar ya tenía misas programadas con capacidad para 40 personas. Las reservas ya estaban entregadas.

Pese a la clara recomendación y pedido del COE por el delicado contexto sanitario que plantea la pandemia de coronavirus, Javier Mamaní aseguró que igualmente se abrirá el templo, lo que seguramente generará concentración de devotos.

“Yo he pensado que si los devotos vienen, vamos a dejar pasar de a 10 personas por turno. En esta parroquia ya teníamos planeado todo el sistema de misas, con turnos de 40 personas, con sanitización entre misa y misa, pero bueno, no lo recomiendan. Entonces vamos a abrir el templo para los que lleguen en grupos de 10 personas con sus imágenes en mano, se bendicen y salen. Eso será desde las 8 hasta las 13, por la puerta de calle Anzoátegui, con alguna posibilidad de continuar por la tarde. Luego iremos viendo con el desarrollo de la jornada. Yo les tengo que pedir por favor que, por este año, se abstengan de venir al templo y sigan todo por la web”, dijo.
El cronograma de actividades entonces, para la parroquia de El Pilar, incluye desde las 8 y hasta las 13 las bendiciones de imágenes en tandas de 10 personas. Luego todo será virtual, ya que se transmitirá por Facebook Live en la cuenta de la Parroquia El Pilar. A las 13.30 será la primera misa. A las 15 será la celebración central con la procesión y a las 17 la segunda misa. 
“Por este año se suspenden entonces la bendición de autos, las misas y la procesión por una cuestión de seguridad epidemiológica”, dijo Mamaní.

Posibilidad de las fiestas clandestinas

Héctor Rioja viene de una familia que es devota desde los años 80. Su mamá es de Tupiza, en Potosí, y una familia paterna tarijeña. Es un “padrino” de la Virgen y sabe de la devoción de salteños y residentes bolivianos hacia la “Mamasita”.

El hombre habló sobre la otra parte de las celebraciones, que son las particulares, que realizan las familias y que convocan a cientos de fieles en las viviendas particulares.
Por las calles acompañan a la Virgen con danza de caporales, tobas, waca waca, pujllay, suri sicuri, morenadas, diabladas, tinkus, kallahudas e inti huayras, que ensayan durante todo el año para ofrecer lo mejor de su arte a la venerada Virgen.

“Yo creo que muchas familias van a realizar las celebraciones particulares en sus casas, pero no serán las grandes fiestas con orquestas, bailes y grandes encuentros. Serán por este año reuniones mínimas. Por supuesto que habrá celebraciones que podemos calificar de clandestinas, que incumplen con las recomendaciones, pero serán los menos. Creo que la gran mayoría sabe los peligros que implican los grandes encuentros y que tenemos que estar sanos, para cuando esto pase, para hacer los festejos el año que viene”, dijo Rioja.
 

 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...