El acuerdo de Nación es un  buen precedente para Salta

El acuerdo alcanzado ayer entre el Gobierno nacional y tenedores de bonos argentinos para renegociar la deuda, además de ser una buena noticia para el país, marca un precedente positivo para Salta que también enfrenta un proceso de renegociación de su deuda en dólares con acreedores externos.

El economista y diputado provincial, Julio Moreno, afirmó ayer que el acuerdo "beneficia a Salta en el proceso de su renegociación de deuda".

En diálogo con El Tribuno indicó que "esto le ayuda a Salta para darle credibilidad a la Provincia, porque a nivel país existe ya un acuerdo, entonces nos podemos llegar a sentar con los acreedores o los tenedores de los títulos públicos con legislación extranjera, que es la gran deuda que nosotros tenemos, para darle mayor credibilidad a los acuerdos".

"En definitiva, creo que nos va a ayudar a la Argentina y a Salta en particular también", evaluó Moreno.

Por su parte, el Dr. en Ciencias Económicas y profesor de Finanzas, Lucas Dapena, coincidió en que el hecho de que "se haya reestructurado la deuda nacional beneficia a todas las provincias" y que ahora "lo importante es que Salta plantee por qué quiere renegociar su deuda, ya que al no tener Presupuesto no queda claro con qué argumento va a decir que no puede hacer frente a sus obligaciones".

Dapena indicó a este diario que "así como antes, sin mostrar números, el gobierno anterior endeudó a la Provincia en dólares, ahora sería importante que tengamos claro por qué queremos reestructurar una deuda, que no se resolverá en el Poder Judicial de Salta sino en tribunales extranjeros, con muchos costos y un alto riesgo de pleitos".

El economista recordó que cuando el gobierno de Juan Manuel Urtubey tomó deuda "no eran las tasas adecuadas ni la moneda adecuada para endeudarse", por lo que "ahora sería importante, antes de empezar un pleito de estas características, justificar con qué argumentos se busca renegociar".

Empieza lo difícil

Ambos economistas coincidieron en que el acuerdo con los acreedores de deuda argentina es una buena noticia.

Moreno indicó en este sentido que "es el primer paso, no es el último. Para lograr la reactivación y el crecimiento de la economía, esto es el inicio".

"Después tenemos que hablar con el Fondo Monetario Internacional para que financie las verdaderas necesidades del país y posteriormente empezar a arreglar muchísimos temas que hacen a la política económica interna, como la inflación, la desocupación y la pobreza; temas que hay que solucionar para empezar a armar un proceso de reactivación y crecimiento de la economía", manifestó.

En la misma línea, Dapena señaló que "esto es un principio de acuerdo y ahora hay que ver todo el papeleo de cómo será el plan de Argentina para pagar lo que acordó", y que, "independientemente del color político, es una buena noticia que le permite a la Argentina no caerse del mundo como pasó en 2001".

"Podemos hacer un nuevo arreglo con el FMI, que en default no podíamos", manifestó el economista.

No obstante, Moreno advirtió que "esta pandemia y, obviamente, la cuarentena van a agrandar este tipo de conflictos".

"En el mundo ha habido muchísima emisión monetaria y esto significa que, de alguna manera, el dólar se debilitó", advirtió y señaló una oportunidad que podría presentarse para la Argentina: "Estamos hablando de porcentajes bastante interesantes en que se devaluó el dólar y esto es importante de analizar porque, cuando pierde valor el dólar, muchísimas inversiones buscan otras opciones u otro tipo de negocios y acá rescatamos que se pueden revalorizar las commodities, y nosotros somos grandes productores, como por ejemplo la soja que nos ha dado muchísimas satisfacciones después de la crisis de 2001".

Moreno dijo que "se nos abre un panorama en lo macro para ver de exportar y enviar productos con valor agregado, que es lo que hay que lograr, y además solucionar todos los problemas y tener claro que es imprescindible que el Estado defina cuáles son las 60 medidas que va a implementar".

"Fundamentalmente debe explicar cómo va a hacer para generar empresas, emprendimientos y actividad privada, que es lo que se necesita, porque tenemos que revertir la tendencia de la cantidad de empleados públicos y subsidios que se están pagando", afirmó y consideró que "en definitiva, a lo que hay que aportar es a la generación de empresas que generan riquezas, fuentes de trabajo y generan impuestos para subvencionar al Gobierno".

"Esto no nos va a llevar un día ni dos, nos va a llevar varios años pero creo que, si se inicia este camino, podemos lograr un proceso de desarrollo y crecimiento de nuestro país", concluyó Moreno.

En tanto que para Dapena "ahora empieza la parte difícil".

"Hay tres grandes desafíos: el primero era arreglar la deuda en default, el segundo reactivar la economía y, el tercero, la inflación", expuso y detalló que "la Argentina propuso ordenar las cuentas de una determinada forma, ahora hay que empezar a hacerlo y esto significa bajar el gasto".

"Hay que lograr un plan creíble para explicar cómo se va a hacer para que funcione la economía, que haya crecimiento y se puedan pagar las deudas del Estado argentino", finalizó Dapena.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...