Más de medio millón de dólares se encontraban ya acopiado en distintos domicilios particulares de la localidad fronteriza de Aguas Blancas, hasta donde llegó Gendarmería Nacional y el juez federal Gustavo Montoya en persona para dar lugar al secuestro y detención de los traficantes y contrabandistas.

El juez federal Gustavo Montoya dispuso cinco allanamientos cerca del mediodía y a las 16 se concretaron la totalidad.

En la diligencia estuvieron además el jefe del Escuadrón, el titular de Aduana y de la Unidad Regional de la Policía provincial.

En todos los domicilios encontraron gran cantidad de mercadería almacenada. Según indicaron, se trata de 500 fardos de mercadería proveniente de Iquique (Chile). Los bultos contienen ropa americana y asiática.

La mercadería fue valuada en 1.000 dólares cada fardo, medio millón de dólares, es decir más de 50 millones de pesos argentinos.

Los bultos fueron ingresados en forma ilegal. Las casas allanadas estaban contiguas al río, con lo cual personal de la Gendarmería Nacional que estuvo a cargo el operativo armó un cerco perimetral sobre el lugar, adyacente al río, para que no se escape nadie.

Hubo nueve detenidos, todos de origen extranjero, oriundos de Bolivia, se trata de los pasadores.

Fuentes judiciales destacaron que además de los fardos también se secuestró buena cantidad de productos argentinos como ser picadillos, conservas de todo tipo, aceites, todo almacenado en las casas. Es mercadería que llevaban al vecino país, por el tipo de cambio que los favorece.

La carátula es encubrimiento de contrabando, porque no los agarraron pasando la mercadería, contrabandeando, sino que estaba estacionada, le dijo una fuente a El Tribuno.

Se informó que es una investigación que empezó antes de que comenzara a funcionar el nuevo sistema acusatorio, hace un tiempo atrás, antes del 10 de julio de 2019. Al lugar asistieron 166 gendarmes, 15 miembros de la Guardia de Infantería de la Policía provincial, el jefe del Escuadrón 20 Orán, Rodolfo Arévalo; José Ibarra, jefe de la Unidad Regional; el juez federal Gustavo Montoya y el jefe de la Aduana. El operativo fue encabezado por Gendarmería.

La mercadería irá al Ministerio de Seguridad, que coordinará con el Ministerio de Bienestar Social y luego como donativo, informaron.

Un freno al paso ilegal en la frontera

En cinco domicilios particulares se secuestraron millones de pesos argentinos en mercadería de contrabando. Sobre calle General Güemes se decomisaron 272 bultos.
Calle San Martín fueron 383, además allí se encontraban ocho personas todas ciudadanos bolivianos, quienes luego deberán ser expulsados. Sobre la misma calle se secuestraron otros 70 bultos.    
Luego en otras casas fueron además secuestrados bultos que contenían hojas de coca y mercancías de importación ilegal.
Además, se incautaron grandes cantidades de comestibles acopiados para ser transportados hacia Bolivia.
Los detenidos quedaron en la sección de Aguas Blancas, a disposición del fiscal y de Migraciones, si bien la investigación es del Juzgado Federal de Orán, llevada a cabo con el Código Procesal Penal viejo, la violación a lo dispuesto por el coronavirus es aplicable al Código nuevo. Las nueve personas eran examinadas anoche por el COE para determinar su estado de salud.    
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...