Tras el crimen de un chico, amigos  destruyeron la casa del agresor

La conmoción por la muerte de un adolescente de 15 años a manos del padre de su novia no culminó con el crimen en sí, sino que se extendió por toda la jornada de ayer. Las dos familias vecinas del barrio de clase media de Tartagal se desencontraron por una relación juvenil que decantó en tragedia.

El caso que conmocionó a uno de los barrios más históricos de la ciudad petrolera del norte provincial, Villa Gemes, provocó que en horas de la noche un nutrido grupo de adolescentes y algunos mayores se presentaran enfrente del domicilio del victimario, identificado como Aldo Tedín, y a pesar de la custodia policial logró dañar todos los ventanales y el frente de la vivienda a cascotazos.

Tras la llegada de refuerzos policiales se retiraron para volver nuevamente en horas de la mañana con intenciones de quemar la casa de los Tedín, familia que había abandonado el barrio por cuestiones de seguridad.

La propiedad finalmente fue resguardada por personal de Infantería.

Acusado

Aldo Tedín de 49 años y su hijo de 25 fueron detenidos y acusados de asesinar al joven Manuel Jeremías Salas, de 15 años, quien era supuestamente el novio de la hija adolescente.

De la boca del propio amigo se supo que ambos llegaron en la madrugada del día anterior a la casa de los Tedín.

Fuentes del norte de la provincia confirmaron que el chico se hallaba alterado por el alcohol y posiblemente por sustancias alucinógenas.

Manuel Jeremías estuvo bebiendo e ingiriendo sustancias junto con su amigo de 18 años cuando surgió la idea de ir a busca a la chica.

El crimen ocurrió el jueves alrededor de las 2, en el barrio Villa Gemes.

El adolescente se presentó en la casa de su novia a esa hora y solicitó a gritos que saliera, pero se encontraron con el padre y hermano de la joven, quienes los corrieron del lugar bajo una lluvia de juramentos.

En ese punto, el adolescente habría exhibido un arma en forma reiterada frente al padre y al hermano de su novia. Perseguidos por los Tedín no llegaron a su domicilio siendo atacado el adolescente por el padre de su novia, quien lo hirió con la propia arma que el chico le había blandido, según una fuente. Por esa razón fueron detenidos Aldo Omar Tedín (49) y Aldo Ariel Tedín (25). El fiscal penal de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas de Tartagal, Pablo Cabot, los acusó de ser coautores del delito de homicidio en perjuicio del joven de 15 años.

Según el amigo y testigo de los hechos, Jonathan Exequiel D., quien declaró de forma espontánea que desde las 19 se encontraba junto al adolescente de 15 tomando bebidas alcohólicas, que en un momento su compañero le expresó que fueran a visitar a la novia y que le siguió los pasos.

Por su parte, el hombre de 49 años manifestó que a la madrugada se hizo presente el menor en estado de ebriedad junto al joven mayor de edad y, observando que Salas sacó un arma blanca -aunque no dijo con qué fines-, lo siguió en su vehículo, se bajó y lo encaró. Pero que, en un momento, Salas se apuñaló solo, dejándolo en la calle, para después volver y trasladarlo en su vehículo al hospital Juan Domingo Perón, donde se produjo el deceso.

El arma era del chico fallecido

Una fuente del norte de la provincia dijo que las pericias sobre el arma blanca hallada sobre la calle donde quedó tendido el adolescente le pertenecía a la joven víctima. 

De las testimoniales recogidas por la Policía están las del mismo padre del joven Manuel Jeremías, quien declaró que una de sus hijas le avisó que estaban golpeando al chico en la calle y que cuando salió a ver no halló a su hijo, pues ya había sido trasladado en el auto del agresor hacia el hospital Juan Domingo Perón.

Trascendió que el adolescente llegó en agonía y que a las 2.20 dejó de existir.

Para ese entonces la puerta de la guardia del hospital público más complejo de Tartagal estaba atestado de personas, de ambas familias esperando un milagro.

El informe médico del deceso disparó la investigación que en este caso estaba casi completa en las puertas del hospital, ya que hasta ese lugar se habían dado cita los familiares del agresor, los de la víctima y el muchacho que fue al domicilio de los Tedín a acompañar a Manuel Jeremías Salas.

La Policía de la Provincia y los presentes lograron reconstruir algunos de los momentos más tensos de la tragedia de ambas familias.

A pesar de que en líneas generales el caso tiene a todos los que tuvieron arte y parte, no se logró dilucidar cuál fue el detonante de la decisión del papá en poner fin a la vida del joven.

El principal acusado aseguró a los presentes en la puerta del hospital que el joven se lesionó solo.

Por su parte, el fiscal ordenó una serie de diligencias y pericias científicas que dilucidarán las responsabilidades de los dos Tedín imputados. 

La tragedia golpeó a las dos familias. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...