La micromovilidad está en auge, pero Lucas S., de 45 años, fue demasiado lejos: iba con su monopatín a 100 kilómetros por hora por la Panamericana. A la altura de San Isidro, fue interceptado por dos agentes de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), que lo obligaron a salir de la traza y le labraron un acta de infracción.

No era la primera vez que este hombre conducía su monopatín eléctrico a toda velocidad por la autopista. De hecho, es la misma persona que, en julio pasado, protagonizó un video que se viralizó, en el que se lo veía haciendo lo mismo.

Los agentes motorizados Daniel Pérez y Ricardo Pacheco, de la ANSV, detectaron al conductor repitiendo la conducta. Lo detuvieron en el kilómetro 23 de la Panamericana y y le labraron una infracción por circular por una autopista con un vehículo no autorizado. Después, lo escoltaron hasta un lugar seguro, fuera de la traza.

El conductor, Lucas S., tiene domicilio en la Ciudad de Buenos Aires y una licencia de conducir de esa jurisdicción. Y es un infractor reincidente: debe $ 40.000 por diversas faltas en territorio porteño. Tiene multas por exceso de velocidad, forzar barreras de peajes y estacionar sobre la vereda, entre otras infracciones, todas cometidas con un Audi.

Según informó la ANSV, también tiene condenas en estado de ejecución por infracciones anteriores, así como acciones iniciadas en otras jurisdicciones.

“Ir a 100 km/h en un monopatín por la Panamericana no sólo está prohibido, sino que es una conducta suicida. Si a eso le sumamos el historial de infracciones que arrastra y su negativa a resolverlas, percibimos una profunda falta de respeto por las normas de tránsito. Espero que esta persona reflexione. Agradezco a los agentes de la ANSV que hicieron lo que había que hacer: cuidarlo. Esto demuestra que el control salva vidas”, aseguró Pablo Martínez Carignano, director ejecutivo de la ANSV. 

Desde la Agencia buscan que se prohíba la venta de scooters sin limitación de velocidad de fábrica. Este medio de micromovilidad, que ya venía avanzando pero por la pandemia para algunos se convirtió en una alternativa a los medios de transporte, requiere regulaciones especiales. En la Ciudad de Buenos Aires, por ejemplo, se estableció que no pueden circular a más de 25 km/h.

‘La realidad, como puede verse en este caso, es que dejar a criterio de los usuarios de los monopatines eléctricos la decisión de respetar las normas o no suele ser ineficiente -observa Martínez Carignano-. Nosotros creemos que, al igual que en Europa, debe prohibirse la comercialización de dispositivos de micromovilidad que puedan superar los 30 km/h, ya que un siniestro a mayor velocidad tiene enormes probabilidades de terminar en la muerte del conductor‘.

El funcionario anticipó que van a trabajar el tema con otras áreas del Gobierno Nacional. ‘No es razonable que hoy se puedan adquirir libremente monopatines que alcancen velocidades absurdas como el de este caso, y sin embargo en Internet abundan‘.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...