El nuevo cepo, un golpe letal para el turismo y el campo

Las medidas de endurecimiento del nuevo cepo cambiario no solo no resuelven el problema de fondo que tiene Argentina, que es la falta de dólares, sino que también generan serios problema para aquellas actividades productivas que dependen de la divisa norteamericana.

El campo y el turismo van a sufrir serias consecuencia si estas medidas restrictivas se extienden por mucho tiempo. Este nuevo cepo impacta en el precio con el que se compran los insumos en dólares por lo ese aumento se podría trasladar a los precios.

Carlos Segón, vicepresidente de la Sociedad Rural, explicó a El Tribuno que los insumos que necesita el agro se deberían poder pagar al dólar oficial, pero muchas veces es muy difícil para los importadores conseguir esos dólares y tienen que recurrir al contado con liqui y ahí es cuando empieza a haber un aumento en los insumos.

Muchas veces esos proveedores tienen que recurrir al dólar bolsa y normalmente terminan promediando esos dos valores, que es lo que paga el productor.

"Con estas medidas hay dos temas importantes. Uno es la devaluación encubierta que se disfraza con un 35% de anticipo al impuesto a las ganancias en un monto donde todas las actividades están con pocas posibilidades de obtener ganancias. Además, el desfasaje se hace muy grande porque el dólar agro está a $52 y nos vamos a uno de $132, la diferencia se hace grande", comentó Carlos Segón.

El directivo de la Sociedad Rural afirmó que hay un punto que preocupa más al sector del campo y es el marco establecido que se enfoca sobre las empresas con vencimientos mensuales superiores a 1 millón de dólares, que incorpora un período de gracia para el trámite de las renegociaciones con los acreedores y considerará la posibilidad de la cancelación de hasta el 40% de los vencimientos de capital.

"Están obligando a defaultear a las empresas y esto trae un problema de incertidumbre que va a ser muy difícil para las empresas incorporar maquinaria o tomar crédito en el extranjero, quizás no llama tanto la atención como los 200 dólares y pero va a tener una repercusión más directa en el país. Es mucho más grave esa parte de la resolución que la de los 200 dólares", destacó.

Carlos Segón afirmó que la única salida a esta falta de dólares del país es aumentar las exportaciones pero si no "le sacan el pie de encima al campo" es muy difícil. Además, expresó que si no se soluciona el déficit primario "todos los otros artilugios e inventos de controles y presiones" siempre terminan haciendo salir "el tiro por la culata".

El turismo

Gustavo Di Mecola, presidente de la Asociación de Agencias de Viajes de Salta, fue contundente. Afirmó que el nuevo impuesto es un "golpe letal" para el sector.

"En el 2019 se crea el impuesto País que gravaba con un 30% la compra del dólar al tipo de cambio oficial, ahora se suma retención del 35% para la compra de dólar ahorro o gastos con tarjeta en el exterior, con lo cual nadie se va a ir del país de vacaciones, salvo que sea un caso de fuerza mayor. Sinceramente, el tema de la pandemia sumado a esto es totalmente perjudicial", expresó el directivo.

El pronóstico que dan desde el sector no es bueno. Afirman que, de extenderse esta medida, el cierre de empresas "va a ser masivo". Gustavo Di Mecola aseguró que este nuevo cepo va a afectar también al turismo receptivo debido a la lógica de las compañías aéreas.

"Si no van argentinos, las aerolíneas al bajar la cantidad de turistas en los vuelos van a sacar frecuencias y eso genera que aumenten las tarifas aéreas, así que también va a perjudicar a la parte receptiva", remarcó. Y agregó: "En primer plano, la medida es tremenda para las empresas emisivas, y segundo es perjudicial para los receptivos".

En los últimos años el gasto del turismo emisivo se incrementó y Argentina cerró 2019 con una balanza negativa de US$2.156 millones. Algunos piensan que ese sería uno de los principales motivos de este cepo, desalentar el turismo emisivo.

Sin embargo, Gustavo Di Mecola expresó que si es una estrategia para que no haya fuga de dólares, aclaró que el Gobierno no tiene en cuenta las 2.600 empresas de turismo que hay en el país o miles de puestos de trabajo de forma directa e indirecta que se generan alrededor de esta actividad. "La verdad, que si es una estrategia económica está totalmente errada y es totalmente perjudicial para las empresas de viajes", agregó.

El crecimiento que estaba teniendo el sector era impresionante. En el 2019 llegaron 7 millones de turistas y las perspectivas para este año eran mucho mayor. La COVID detuvo ese crecimiento pero Argentina tiene un potencial para seguir aumentando. A nivel provincial también se estaba trabajando para que Salta esté primera y compitiendo con otras regiones.

"La visión desde el sector turístico es apostar a crecer y sabemos que tenemos la capacidad para hacerlo. Tenemos todo naturalmente para que sea un éxito. Estas cosas nos dan un mazazo. Hay muchas empresas que ya se están cerrando por el Covid pero con esto van a cerrar muchas más", finalizó Gustavo Di Mecola.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...