Caravana y  bocinazo en  apoyo a la  fuerza policial

En paralelo al mensaje emitido anoche por el gobernador Gustavo Sáenz y luego el ministro Ricardo Villada junto con representantes del COE, familiares de policías salteños realizaron una caravana por calles del centro de la ciudad en apoyo a la fuerza policial que hasta ayer tenía seis fallecidos por COVID-19. Se sumaron a ellos también algunos comerciantes.

Bocinazos, aplausos, banderas argentinas flameando, mujeres abrazando cuadros de su familiar muerto. Todo esto se pudo escuchar y ver en el monumento a Gemes, donde culminó la manifestación vehicular.

En la última semana el malestar, la angustia y la incertidumbre se potenció en el sector debido a la cantidad de contagios que hay entre policías, se viralizaron por WhatsApp y las redes sociales mensajes de desesperación de hijas pidiendo hisopado, atención médica o plasma para sus padres. Hubo emotivas despedidas.

En medio del dolor que le toca vivir, Gisell Burgos, hija del comisario Claudio Burgos, que murió el pasado 10 de septiembre, manifestó a los medios: "La pérdida de mi padre me lleva a luchar por ellos, por eso estoy en pie". La joven sostiene que la jefa de la Policía, Norma Morales, y el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pulleiro, no dan solución y que los policías se siguen infectando. Por eso reclama ambas renuncias.

"Le pido al gobernador que me reciba, ya son más de 2 mil los infectados y no están haciendo nada. Los están dejando solos", dijo Gisell, que además indicó que hay siete familias que perdieron a sus policías y quedaron en la nada y no tienen cómo solventarse.

Se refirió también al ascenso post mortem que se está realizando en estos casos. "Mi padre pidió su ascenso en vida y hoy que ya está muerto recién lo quieren ascender, sí él es un héroe porque dio la vida por la ciudadanía, pero en vida pidió su ascenso dos veces y no se lo dieron", aseveró. Hoy Gisell Burgos sería recibida por Pulleiro.

De acuerdo a un comunicado del Consejo Económico Social, el ministro Pulleiro, detalló el sábado último que hay 1.200 policías aislados, 400 positivos y 6 muertes en la Fuerza, por lo que están faltando efectivos en todos los municipios. Vale recordar que en Salta hay unos 11 mil efectivos y 500 están fuera de servicio por ser de distintos grupos de riesgo.

Algunos de los policías que están en la fatídica lista son el suboficial principal José Luis Mendoza, el comisario Claudio Burgos, el sargento de la División Canes y Caballería Claudio Retambay y el sargento ayudante Marcos Aramayo. Los tres primeros decesos se dieron en apenas cinco días.

En este contexto, ayer se conoció que independientemente de la fase epidemiológica de la localidad donde presten servicio, todos los policías recibirán la cobertura correspondiente de la Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART), que antes solo asistía a efectivos con desempeño en los lugares donde está vigente el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Además, desde el Ministerio de Seguridad, informaron que se trabaja con el Departamento de Salud y Bienestar Policial para articular las acciones correspondientes para una asistencia integral de los policías afectados por la enfermedad.

 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...