Hondo pesar por la muerte del médico Jorge Castellani

Cada día, el coronavirus impone nuevas tragedias. Cada día, decenas de familias salteñas ven partir a un ser querido que nunca volverá. La pandemia vino a dar puros golpes bajos; a dejar sangrando los corazones en duelo. Nadie sabe, nadie entiende y abruma la oscuridad de esta época que divide la historia del planeta en dos. Fueron 23 los salteños que perdieron la vida ayer, y como una burlona paradoja, justo en el Día de los Trabajadores de la Sanidad, la COVID-19 le dio la estocada final al médico Jorge Cartellani, gerente del hospital San Roque de Embarcación, quien peleaba cuerpo a cuerpo con la muerte desde el pasado 27 de agosto. 
El médico, anestesista, de 48 años, oriundo de Salta capital, residía en la ciudad de Orán hace 20 años, junto a su esposa y sus dos hijos. Se ganó el respeto y el cariño de los vecinos del norte que siempre encontraron al médico y al amigo cuando lo buscaron. Jorge Castellani fue trasladado a la capital salteña el pasado 27 de agosto luego de que se complicara su salud tras contraer coronavirus. Tristemente, Castellani es el primer gerente de un hospital salteño que fallece por complicaciones de la COVID.
Formaba parte del grupo de rastrillaje que buscaba casos positivos en la ciudad norteña.
Había asumido la gerencia del nosocomio en 2018. Durante algunos años brindó servicios a Gendarmería Nacional, donde se desempeñó como médico comandante de la fuerza, dentro de la sección Sanidad. 
“Se fue como un gran guerrero, sin enfermedades preexistentes, luchó hasta el final”, expresaron conmovidos sus colegas, que esperaban hasta el último momento un milagro.
Así lo recordó su colega y amigo, el médico Joaquín Esparza: “Estábamos operando un tumor muy complejo, la paciente se empezó a descompensar hemodinámicamente y requería de una transfusión urgente, y para variar, no había disponibilidad de ese grupo acá en Orán. Entonces, ante el asombro de todos, vimos a Jorge colocarse él mismo una vía en su brazo, extraerse sangre y ponérsela a la paciente. Después de eso, la paciente mejoró y todo fue un éxito. Desde ese día te miré distinto mi hermano, ese día entendí lo que era dejarlo todo en el quirófano. Así te voy a recordar”.
También el médico Javier Biurrun Chamale lo definió como “una de las personas más responsables y buenas que conocí, siempre alentándome a seguir adelante, siempre orgulloso de su familia... un colega generoso que sin conocerme me abrió todas las puertas, un amigo que hacía sencillo el trabajo más duro”. 
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Últimas Noticias de Pandemia del coronavirus

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...