Dos mujeres denunciaron a un hombre que abusó de ellas cuando eran niñas y va a juicio

  Un hombre de 63 años irá a juicio oral en la provincia de Salta, luego de que dos mujeres lo acusaran de haberlas abusado sexualmente entre 1989 y 1992, cuando ambas eran menores de edad.

  En las últimas horas, el fiscal salteño Federico Obeid requirió la elevación a juicio de la causa en la que el hombre está acusado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal agravado por la guarda continuado, en perjuicio de una menor, y abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, abuso sexual simple agravado por el vínculo continuado y coacción, todo en concurso real, en perjuicio de otra.

 El fiscal a cargo de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual 1 determinó que, con su accionar, el imputado se aprovechó de la primera denunciante, por entonces menor de edad y mediante la fuerza, la accedió carnalmente y en contra de su voluntad en reiteradas oportunidades, desde que la niña tenía 10 años, hasta que cumplió los 12.

 La primera denuncia, según informó el Ministerio Público Fiscal de Salta, fue radicada por una de las víctimas en julio de 2018, quien presentó una nota manuscrita de dos hojas, en las que relató los abusos sexuales que sufrió por parte del acusado, esposo de su hermana, los que comenzaron en 1989, cuando ella tenía apenas 10 años.

 También indicó que la hijastra del acusado en abril de 2019 radicó la denuncia formal, y dijo que los abusos ocurrieron entre 1991 y 1992.

 Ambos hechos ocurrieron en el campo, en la zona de Finca "Las Trampas" y también en un camino de Finca "Las Costas".

"Más vale que no digas nada a nadie, sino te voy a hacer cagar con el cinto"

 Una de las víctimas, la hijastra del hombre, sostuvo que en varias ocasiones concurrió con su padrastro a un evento religioso y que este aprovechaba para abusarla, al quedarse en el fondo de las peregrinaciones y desviar el camino.

 Los abusos comenzaron cuando ella tenía 7 años y finalizaron cuando ingresó a la secundaria.

  Además, el acusado la amenazaba, y le decía "más vale que no digas nada a nadie, sino te voy a hacer cagar con el cinto".
  Si bien pasaron más de 30 años, el fiscal indicó que diversos estudios demostraron que la mayor parte de la violencia padecida por las mujeres proviene de "hombres conocidos y que los abusos son cometidos en el contexto de una relación de confianza existente, desarrollada dentro del ámbito doméstico".
   En este caso, y según el requerimiento fiscal, las víctimas al tiempo de los hechos eran menores de edad, con lo cual mostraban un mayor grado de indefensión por su falta de poder y por la ausencia de protección física y emocional.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...