Una Fórmula 1 que se hace aburrida

La Fórmula 1 dejó de tener ese atractivo que llamaba a los amantes de los fierros, lejos están aquellos emotivos duelos por el título entre Alain Prost y Ayrton Senna o Mika Häkkinen y Michael Schumacher, pilotos que le daban emoción a la categoría, incluso hasta la última fecha.
Los tiempos cambiaron, obviamente los pilotos también, y si bien nadie duda de la capacidad del actual campeón del mundo Lewis Hamilton, últimamente los campeonatos mundiales dejaron de llamar la atención de los televidentes.
En un 2020 atípico por las condiciones en que se lleva a cabo el calendario de la Fórmula 1, sin público y con un estricto protocolo, parece que el británico se encamina cómodamente a su séptimo título mundial, para igualar al alemán Michael Schumacher como el más ganador de la histo    ria.
Después el debate será ¿Cual fue el mejor piloto de la historia?. Nadie le quitará su lugar de privilegio a Juan Manuel Fangio, pero siempre estará en tela de juicio decir: este fue mejor o aquel corría de esta manera, que los tiempos cambian.
Sin lugar a dudas, otro de los factores del poco interés del público argentino es la ausencia de un piloto nacido en nuestras tierras. Si hablamos del último habrá que recurrir al 2001, cuando Gastón Mazzacane integró el equipo Minardi y Prost, disputando 21 grandes premios; pero después de él la ausencia de pilotos argentinos fue notoria, como la poca motivación que genera ver hoy en día la Fórmula 1. 

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...