Penal de Villa Las Rosas: Solo seis pedidos para  utilizar celulares dentro de las cárceles

El subsecretario de Asuntos Penitenciarios de la Provincia, Gustavo Krause, mencionó que solo 6 de las 1.548 personas alojadas en la unidad carcelaria Nº 1 pidieron utilizar teléfonos celulares durante la pandemia de COVID-19. En todos los casos se les permitió el uso de los equipos electrónicos. No habrían recibido solicitudes de otras unidades.

A fines de octubre el Ejecutivo provincial apeló un fallo judicial que autorizó a las personas privadas de la libertad a utilizar en forma limitada y supervisada teléfonos celulares durante ocho horas semanales en el contexto de emergencia sanitaria. Así, se hizo lugar al hábeas corpus presentado por la ONG Asociación Pensamiento Penal. Ahora debe decidir la Corte de Justicia de Salta.

Krause consideró que el fallo "está fuera de contexto" y que "genera una necesidad donde no la hay". Mencionó que fueron casi nulos los pedidos para usar teléfonos celulares, explicó que en muchas unidades penitenciarias hay teléfonos fijos y que fue "escasísima" la restricción de visitas durante la emergencia sanitaria.

"Hay que tener en cuenta el contexto en el que están las unidades penitenciarias en Salta con respecto a lo que mostraron noticias de orden nacional con una cantidad de conflictos graves. Acá no hubo ningún tipo de conflicto", dijo el funcionario. Sin embargo, a principios de septiembre se produjo un incendio intencional en una celda de la unidad penitenciaria Nº 1 en el que murieron tres personas. Dos semanas después un interno resultó con heridas leves tras intentar prenderse fuego.

Desde la Fiscalía que investiga el primer hecho señalaron que tanto internos como personal de guardia mencionaron que antes del incendio había malestar por la negativa a acceder a la prisión domiciliaria en el marco de la pandemia y por la suspensión de las visitas, que muchas veces son las que proveen elementos de higiene.

Acceso a dispositivos

En el único lugar donde se usan celulares es en la unidad carcelaria Nº 7, en Cerrillos, ya que no hay otra forma de comunicarse. Hace varios años se interrumpió el servicio de telefonía y, si bien presentaron muchísimas notas a la empresa, no obtuvieron respuestas.

Quienes recibieron autorización para usar celulares en la unidad carcelaria N§ 1 pueden tener solo una aplicación de mensajería y emplearlo en lugares especiales sin ningún tipo de restricciones. Para solicitarlo debieron manifestar su petición por escrito. El subsecretario aclaró que no tienen espacio físico disponible para otorgar este permiso a todos los internos si lo solicitaran.

Krause aseguró que el año pasado se garantizó la continuidad pedagógica de quienes estudian en los distintos niveles educativos a través de la virtualidad. Manifestó que tuvieron pocos pedidos para utilizar dispositivos tecnológicos con este fin. Aclaró que los permisos se darán de acuerdo con las posibilidades de infraestructura.

Visitas restringidas

Desde que comenzó la pandemia se establecieron protocolos estrictos para las visitas, que fueron limitadas. Se fijaron áreas para el encuentro, con distancia física y otras medidas de prevención.

Krause aseguró que las visitas casi nunca se interrumpieron, salvo un período muy corto.

Como no se permitía el ingreso de personas con factores de riesgo, se amplió el horario para hablar por teléfono fijo, de 8 a 18. Esto funciona por turnos y por pabellones para evitar aglomeraciones.

Krause aseguró que el comportamiento de las personas privadas de libertad y de sus allegados, junto con la cooperación del propio servicio, "fue ejemplar": "Fue incluso más responsable y solidario que lo que podemos ver afuera".

Aseguró que casi no hubo inconvenientes durante las visitas, salvo un episodio en Orán: se generó un disturbio cuando se activaron los protocolos ante la detección de una persona con COVID-19.

"La posibilidad de comunicación de los familiares y allegados con las personas privadas de libertad ha sido muy fluida dentro del contexto de la pandemia, salvo ese pequeño período en el que no hubo visitas", señaló Krause.

Casos de COVID-19

En toda la provincia, 77 internos contrajeron COVID-19. Los contagios no todos se habrían producido dentro de las cárceles. Algunos eran del régimen semilibertad y otros se infectaron en centros sanitarios donde estaban internados.

Fueron 317 los efectivos penitenciarios infectados, sobre un total de 3.024. No todos los contagios habrían sido en el servicio. 

.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Encuesta

De 7 a 8.30 los colectivos será de uso exclusivo para alumnos, docentes y personal de salud y seguridad. ¿Estás de acuerdo con la medida?

Importante ahora

cargando...