Los peritos caligráficos de San Isidro determinaron que la firma de Diego Armando Maradona en uno de los papeles que tenía en su poder el médico Leopoldo Luque no era auténtica y fue falsificada.

La revelación podría complicar la situación judicial del neurocirujano, que está involucrado en el expediente que investiga el posible homicidio culposo de Maradona por impericia o negligencia médica.

Se trata de documentación que había sido encontrada en los allanamientos que se realizaron en la clínica y la casa del médico Luque. En particular la Justicia verificó la falsedad de la firma de Maradona en el papel con el que se solicitó a la Clínica Olivos su historia clínica, en septiembre de 2020.

El peritaje fue realizado por expertos de la Asesoría Pericial de San Isidro y su resultado final fue entregado en las últimas horas al equipo de fiscales que investiga las circunstancias en las que falleció el astro del fútbol mundial, el 25 de noviembre.

La conclusión de esta pericia es ahora analizada por los fiscales John Broyad, Laura Capra, Cosme Iribarren y Patricio Ferrari.

Este estudio realizado podría complicar la citación del médico investigado por la muerte de Maradona y sumarle una acusación por falsificación de documento privado.

En el documento que fue peritado en las últimas horas, se observa un texto dirigido a la jefatura de archivo de la Clínica Olivos fechado el 1 de septiembre de 2020 con el siguiente texto: “De mi mayor consideración yo, Diego Armando Maradona, me dirijo a usted para solicitar entregue a mi médico personal Dr. Leopoldo Luque, copia de mi historia clínica. Desde ya, muchas gracias”. Debajo del texto aparece una firma de Maradona. Las historias clínicas son exclusivas de los pacientes y nadie más que ellos las pueden pedir y deben hacerlo a través de un documento firmado. Ahora se sabe que eso se intentó hacer de manera ilegal sin el consentimiento del Diez.

En las otras dos hojas se puede ver una firma original del Diez agrandada groseramente con garabatos encima e intentos de firmas con lapicera negra. El tercer elemento es el mismo pedido a la Clínica Olivos donde también se ven varias rubricas tipo ensayo. “Las tres hojas fueron encontradas juntas, fue algo muy obvio, muy burdo. La pericia sólo confirma la sospecha que ya teníamos de que se trataba de una falsificación”, explica un investigador. Los fiscales apuntan a Leopoldo Luque por dos razones lógicas. Primero porque se encontraron en su casa y segundo porque es a él a quien Maradona supuestamente autorizaba a pedir la historia clínica.
 

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...