Piden la destitución de Trump, que promete una transición ordenada

Los líderes demócratas del Congreso clamaron ayer por la destitución del presidente saliente de EEUU, Donald Trump, después del caos vivido el miércoles en Washington DC, donde una turba de seguidores del mandatario irrumpió en el Capitolio en unos hechos que se saldaron con cuatro muertos. Sin embargo el vicepresidente, Mike Pence, se opone a recurrir a la 25ª enmienda para apartar al republicano del cargo

"Insto al vicepresidente (Pence) a que destituya de inmediato al presidente invocando la enmienda 25. Si el vicepresidente y el Gabinete no lo hacen, el Congreso puede estar preparado para salir adelante con un juicio político", apuntó la presidenta de la Cámara Baja, la demócrata Nancy Pelosi, en una rueda de prensa.

Pelosi indicó que Trump "incitó una insurrección armada contra EEUU: "Una profanación del Capitolio de EEUU, que es el templo de nuestra democracia estadounidense y de la violencia que tuvo como blanco el Congreso".

El miércoles, cientos de seguidores de Trump, que no ha reconocido su derrota en las elecciones al alegar sin pruebas que hubo un fraude, irrumpieron en el Capitolio durante una sesión conjunta de ambas cámaras, cuando iban a contar los votos del Colegio Electoral y ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios del 3 de noviembre, en unos actos en los que cuatro personas murieron.

Durante esa jornada Trump tuiteó justificando la actitud de sus seguidores y en un momento dado les pidió que fueran "pacíficos", poco antes de que la red social decidiera suspender temporalmente su cuenta.

Además, Trump culpó a su vicepresidente, Mike Pence, que presidía la sesión en el Congreso, del caos generado por no haberse otorgado poderes que no le concede la Constitución para revocar la victoria electoral de Biden durante la sesión legislativa.

En sus declaraciones, Pelosi hizo referencia a la enmienda 25 de la Carta Magna de EEUU, que regula los casos de incapacidad del presidente y su sucesión.

Para invocar dicha enmienda se necesitaría que el vicepresidente, en este caso Pence, y una mayoría del Gobierno vote para destituir a Trump, alegando su incapacidad "para ejercer los poderes y deberes del cargo", en un paso sin precedentes.

"Pagarán por ello"

El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, reconoció ayer por primera vez explícitamente su derrota en las elecciones de noviembre, y condenó además el asalto al Capitolio, al asegurar que aquellos seguidores suyos que cometieron crímenes "pagarán por ello".

En un vídeo publicado en su cuenta oficial de Twitter, Trump emitió finalmente el mensaje sobre las elecciones que medio país esperaba escuchar desde hace dos meses, y la condena del ataque de este miércoles que el Congreso le exigía desde hace más de 24 horas.

"El Congreso ha certificado el resultado (de las elecciones). Una nueva administración llegará al poder el 20 de enero. Ahora me centraré en asegurar una transición de poder tranquila, ordenada y sin problemas", afirmó el mandatario saliente.

"Este momento llama a la sanación y a la reconciliación", dijo Trump, un día después de incitar a miles de sus seguidores a que marcharan al Capitolio para intentar interferir en el proceso de ratificación del resultado electoral.

.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...